Farmacéuticos reiteran demandas contra la venta ilegal de remedios

Desde la entidad que los nuclea, los profesionales no descartan insistir en el ámbito gubernativo mayores controles para la comercialización irregular de medicamentos en la provincia.
La venta de medicamentos en kioscos y autoservicios continúa siendo una de las grandes problemáticas que imperan en Corrientes debido a que la Legislatura local aún no se ha plegado formalmente a la ley nacional que restringe la comercilaización de fármacos en negocios no habilitados.

"Todos y cada uno de los medicamentos que son comercializados en las farmacias pasan estrictos controles. Por un lado, el Ministerio de Salud y por otro del Anmat (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica), y el mismo control tendría que haber en los lugares donde también se comercializan", aseveró el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Corrientes, Horacio Leale, quien no descarta avanzar con planteos en el ámbito gubernativo para el próximo año..

En ese sentido, el directivo aseguró que las últimas denuncias e investigaciones en torno a los medicamentos "truchos" dejan en evidencia que estamos ante una serie de ilícitos mayores. "Por ejemplo, resulta llamativo que un medicamento que cuesta 500 pesos en una farmacia, cueste un 30% menos en una obra social. Eso puede significar que hay algunas fallas en los controles porque de otro modo, esto sería imposible", aseguró Leale.

Señaló que en algunos casos, a las farmacias se las despojó de remedios para tratamiento para cáncer, Sida y otras enfermedades para que lo hagan específicamente las obras sociales. "Y nosotros estamos en desacuerdo porque para ello nosotros estamos capacitados, para eso estudiamos, para estar en condiciones de atender la requisitoria de un paciente a la hora de adquirir un medicamento", puntualizó el titular del colegio que nuclea a los farmacéuticos correntinos.

Por otra parte, reiteró un reclamo que desde su entidad se viene haciendo hace tiempo: "Pedimos que se lleve adelante un control en las ventas en almacenes y kioscos. Hasta ahora este pedido no tuvo eco en ninguno de los estamentos. Al parecer, no se tiene en cuenta que estamos hablando de un bien invaluable como es la salud. Al no tomarse las medidas necesarias, ésta se ve seriamente en riesgo".

AUTORIZADOS. Los farmacéuticos esperan una determinación férrea de las autoridades pertinentes.

LA PREFERIDA

Bayaspirina resultó la marca mejor evaluada entre los remedios que se despachan sin receta. En el Congreso se discute una ley para establecer límites en los puntos de venta de estos productos.

A través de solicitadas y comunicados a los medios, las farmacias y los kioscos plantean diferentes posiciones frente a posibles modificaciones en algunos artículos que legislan el expendio de medicamentos de venta libre, es decir aquellos que no requieren ninguna receta. En el Senado hay una ley que busca reglar el despacho de esta clase de productos, para que no estén disponibles en cualquier lado.

Los farmacéuticos apoyan la iniciativa. "Viene a corregir una situación irregular, aun cuando se dispensen medicamentos para dolencias menores", advirtieron los profesionales de título universitario. Desde la Unión de Kiosqueros replicaron que "este no es un problema sanitario, es sólo comercial".

La investigación de I+E para el Ranking de Marcas iEco 2009, cuyos resultados son corroborados por Deloitte, muestra que Bayaspirina (de Bayer) es la marca mejor evaluada de la categoría. La medalla de Plata fue para Buscapina, de Boehringer. Y en el tercer puesto quedó Ibupirac.

Bayaspirina resultó la favorita entre hombres, jóvenes (de 18 a 34 años) y los niveles sociales alto y medio. Entre las mujeres triunfó el analgésico Ibupirac. En las capas de menor poder adquisitivo, Buscapina apenas superó a Bayaspirina.

Analgésicos, antiácidos, expectorantes, vitamínicos y antiespasmódicos capturan la mayoría de la atención de los consumidores. Se trata de una categoría que mueve más de $1.200 millones anuales, según los cálculos de los laboratorios. "Los medicamentos de venta libre representan un 10% del total, mientras que el 90% son productos de venta bajo receta", dijo Ulrich Klebert, director de la división Salud de Bayer para el Cono Sur.

"Bayaspirina tiene un alto valor en confianza, ligado a la tradición que ha logrado obtener la marca", señaló Carolina Porcari, vicepresidente de I+E. "Buscapina mide bien en cercanía y personalidad, atributos ligados a lo emocional en cuanto al vínculo con la marca", agregó. Ibupirac, de Pfizer, ganó protagonismo en los últimos años. Está apenas por arriba de Bayer, el único laboratorio que la gente asocia de inmediato con medicamentos.

Comentá la nota