Farmacéuticos reclamaron por la ley de medicamentos

Directivos de la Cámara Correntina de Farmacias, del Colegio y de la Federación de Trabajadores demandaron la sanción de la norma en el Congreso. El proyecto prohíbe la venta de remedios en locales ajenos al rubro.
EL DATO

En la reunión se planteó también "pedir explicaciones a cada uno de nuestros legisladores sobre esta dilación de la ley", dijeron. Además, "si el Congreso dice que no, debemos empezar a gestionar una ley provincial sobre el tema", propusieron.

Tras el freno en el Senado de la Nación al tratamiento de la denominada ley de medicamentos, que regula el mercado local y prohíbe la venta de remedios fuera de las farmacias, las entidades del sector farmacéutico de Corrientes y provincias vecinas demandaron ayer la sanción final de la norma en el Congreso.

Lo hicieron en un encuentro desarrollado en horas de la tarde en la sede de la Federación Empresarial de Corrientes (Fecorr), al que asistieron directivos de la Cámara Correntina de Farmacias; del Colegio de Farmacéuticos de Corrientes y del Chaco (estuvo la vicepresidente de la entidad, Miriam Fernández); como también de Federación Argentina de Trabajadores de Farmacia y representantes de distintos sindicatos del Chaco, Corrientes y Misiones.

El proyecto de ley ya tiene media sanción de Diputados desde hace un tiempo y en la Cámara alta logró recientemente un despacho favorable de comisión, pero hace un par de semanas su tratamiento fue -llamativamente- postergado en el recinto. A partir de ahí no se sabe si será tratado en algún momento, teniendo en cuenta que sólo restan dos sesiones más para concluir con el período ordinario y -además- el 10 de diciembre se producirá el recambio parlamentario.

Ante esta nueva incertidumbre, el sector farmacéutico reactivó su reclamo y la reunión de ayer en Corrientes ratificó la exigencia de aprobar la ley.

Con esta nueva normativa lo kioscos y supermercados, como cualquier otro local fuera del rubro farmacia, no podrán vender remedios. El caso crea fuertes controversias por determinados intereses enfrentados, pero lo cierto es que la ley de medicamento nunca termina de salir del Congreso. Y por eso hay una demanda a nivel nacional de los sectores involucrados para que la ley se apruebe.

"Acá estamos todos los que consideramos al medicamento como un bien social, que debe ser dispensado por un profesional en pos de beneficiar la salud de la comunidad", resaltó el titular de la Cámara Correntina de Farmacias, Miguel Lombardo, durante la reunión en la Fecorr.

Al respecto, Lombardo resaltó que es fundamental "que se diga quiénes son los que impiden la sanción de la ley", porque "los que no están acá seguramente son los que quieren que no avance", planteó.

Asimismo llamó a "no bajar los brazos" en este reclamo y "también debemos estar atentos a no hacer mal las cosas", advirtió. "Algunos dicen que no hay un buen servicio en las farmacias, pero es todo lo contrario, y pese a la baja rentabilidad que afronta el sector", resaltó Lombardo.

En otro tramo de su exposición, el presidente de la Cámara de Farmacias reiteró la necesidad de aprobar la ley, "y desde el punto de vista profesional poder cortarle el camino a quienes buscan desprestigiar al medicamento y la farmacias, considerándolo una mera mercancía", afirmó.

Por su parte, el secretario general de la Federación de empleados de farmacia, Roque Garzón expuso el aporte del sector en la demanda de sanción legislativa de esta ley, al impulsar la iniciativa de juntar firmas en apoyo a la medida. "Se juntaron unas 200 mil firmas pero necesitábamos 400 mil. De todas formas con un mayor esfuerzo conjunto podremos lograr esa meta", sostuvo el sindicalista.

A su turno, Horacio Leale, del Colegio de Farmacéuticos de Corrientes resaltó que hace más de dos años que el proyecto de ley está en el Congreso y en los últimos meses se reactivó el tema a partir de las investigaciones de la Justicia Federal del caso denominado "la mafia de los medicamentos" en Buenos Aires. Sin embargo, cuando el Senado debía tratar el tema "se llegó al silencio parlamentario y entra en un camino de paralización", advirtió y consideró que es un caso "lamentable y preocupante".

Comentá la nota