Farmacéuticos exigieron regular el "mercado negro" de medicamentos

Desde la Cámara de Farmacias de Formosa, se elevó un reclamo con visión regional mediante un documento elevado al director de la Federación Argentina de Cámaras de Farmacias -FACAF-, al que accedió momarandu.com, sobre la situación de las provincias del norte argentino con frontera hacia otros países, como Corrientes, y "la problemática del mercado negro del medicamento".
"Debido a la proximidad a los países limítrofes, es sumamente fácil conseguir en estas provincias medicamentos que proceden de dichas tierras foráneas", dicen." Estos medicamentos no tributan ningún tipo de impuesto, pero además, no están controlados ni autorizados por la autoridad sanitaria pertinente".

Los farmacéuticos dicen que los medicamentos dispensados por fuera de la farmacia, deben ser sometidos a "los mismos controles estrictos" que recaen sobre las farmacias. "Los únicos comercios con posibilidades de adquirir y ofrecer a la venta este tipo de productos, son aquellos que no cumplen con la totalidad de los requisitos que debe cumplir una farmacia", dicen.

Los empresarios piden a los representantes en las provincias y la nación que "impulsen campañas de concientización general para que cada persona se convierta en protagonista". Es necesario involucrar a la sociedad toda y convencer a cada individuo del peligro que trae aparejado el adquirir un medicamento en el mercado negro", dicen.

En la proclama se identifican cuatro riesgos: sanitario, social, económico e institucional.

El recorrido de un medicamento desde el laboratorio hasta el consumidor final se compone de numerosos eslabones. "Deben ser manipulados con mucho cuidado, muchos de ellos deben ser almacenados en condiciones ambientales muy estrictas y someterse a un estricto control sobre los vencimientos", que dicen "no pueden salvarse".

"Estas condiciones no se encuentran en otros establecimientos comerciales que no sean farmacias, por lo que los medicamentos entregados por fuera de la misma significan un riesgo sanitario real y muy grave", señalan.

Además dicen que "adquirir un medicamento con mucha facilidad y en cualquier espacio geográfico produce confusión en la población". "Esa facilidad engañosa en el acceso al medicamento se transforma con mucha frecuencia en exceso en el consumo y suministro", señalan. "Para consumir un determinado medicamento es necesario consultar al profesional médico", recuerdan.

"Las provincias deberían adaptar su reglamentación de la manera necesaria para que se puedan evitar las consecuencias negativas", interpelan los empresarios. Existe un proyecto de ley que ya fue sancionado por la Cámara de Diputados de la Nación, y que espera tener el mismo tratamiento Cámara de Senadores de la Nación", recuerdan.

Se trata del proyecto que busca modificar el artículo 1º y el artículo 2º de la Ley Nº 17.565, y derogar los artículos 14 y 15 del decreto 2.284/91, modificado por Ley 24.307. "Este proyecto de modificación constituye una herramienta que debe ser impulsada desde todos los estamentos de la sociedad, para que los legisladores tomen conciencia de su importancia", señalan.

Comentá la nota