Farmacéuticos apoyan proyecto de nueva ley de medicamentos

El Colegio rescató el papel "fundamental" que cumplen los profesionales de la actividad para aconsejar a los pacientes al momento de recibir un medicamento de venta libre.

El Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Buenos Aires se pronunció ayer a favor del proyecto de ley de medicamentos, que aguarda su tratamiento en el Senado de la Nación y cuya sanción sería inminente.

El presidente de la entidad, Néstor Luciani, afirmó que "esta iniciativa viene a corregir una situación irregular como es la venta de medicamentos fuera del circuito de control" y argumentó estar convencido de "que la actividad farmacéutica debe estar planificada y controlada, aun cuando se dispensen medicamentos para dolencias menores, como lo son los de venta libre".

En un comunicado oficial, firmado también por la vicepresidenta del Colegio, Isabel Reinoso, citaron versiones según las cuales algunos integrantes de la Cámara que agrupa a los laboratorios que elaboran productos de venta libre habrían asegurado que "hay medicamentos que se venden fuera de las farmacias porque el Estado los considera lo suficientemente seguros".

En este sentido, los representantes de los farmacéuticos afirmaron que "como profesionales de la salud expertos en medicamentos tenemos que advertir que ningún medicamento, ni aún los de venta libre?, son inocuos. Todos tienen efectos adversos, contraindicaciones y advertencias", advirtieron.

En el comunicado, que titularon "Medicamentos: ¿Venta libre o liberada", Luciani y Reinoso señalaron que "para aconsejar a los pacientes al momento de recibir un medicamento de venta libre la acción del farmacéutico es fundamental, por ser el profesional de la salud específicamente preparado".

A modo de ejemplo, citaron tres ejemplos de medicamentos de venta libre "que son ampliamente publicitados", como el ibuprofeno, el omeprazol y la hioscina, "y así podríamos enumerar cientos de presentaciones que pueden presentar complicaciones si no se utilizan de manera racional" (Ver aparte).

En una toma de posición muy clara afirmaron que "quienes auspician esta venta liberada de medicamentos? no han comprendido la gravedad del uso irracional del medicamento en nuestro país y no parecen estar a la altura de la responsabilidad que ocupan".

"Para los farmacéuticos bonaerenses agregaron- el medicamento es un bien social y no un artículo de consumo más. Cada farmacia es un centro de salud donde el paciente cuenta con un profesional que, además de dispensar el medicamento, lo asesora sobre cómo utilizar correctamente los fármacos".

Comentá la nota