*Farizano volvió a pedir un marco regulatorio del EPAS

El intendente de Neuquén dijo que si se hiciera un acuerdo institucional entre la Municipalidad y el ente provincial, se trabajaría en forma más coordinada para resolver los problemas y planificar obras para el futuro.
El intendente de Neuquén, Martín Farizano, reclamó nuevamente la necesidad de crear un marco regulatorio con el Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) para trabajar en forma conjunta sobre los problemas que se generan en la ciudad y en la planificación que demande el desarrollo de Neuquén a mediano y largo plazo.

Durante la recorrida que realizó el jefe comunal por obras de cordón cuneta, desagües fluviales y pavimento en el barrio Canal V, Farizano dijo que el mejor ejemplo de que se puede mejorar la relación con el ente provincial es el caso CALF.

"Hay dos modelos distintos de gestión y de relaciones. CALF y la municipalidad tuvieron conflictos históricos hasta que se creó un marco regulatorio, se hizo un contrato de concesión y se determinó cuáles serían las características de la prestación del servicio y nunca más hubo conflicto", dijo a los periodistas, durante una rueda de prensa.

Aseguró que este marco institucional permitiría hablar permanentemente sobre los problemas que atraviesa la ciudad y buscar la forma de resolverlos. "Nos pondría a los dos tirando del mismo carro", ejemplificó.

El intendente de Neuquén consideró "imprescindible" la creación del marco regulatorio, más allá de que dijo que las relaciones con el EPAS "mejoraron sustancialmente".

"Creo que esto no debe depender de la buena predisposición que tengan las autoridades sino de una cuestión institucional y esto se debe hacer a través de los marcos legales que la canalicen", indicó.

Comentá la nota