Farizano: “Trabajamos para poder retirarlos”

El intendente aseguró ayer que por este hecho hay una denuncia ante la Justicia.
El intendente de esta ciudad, Martín Farizano, dijo ayer que está trabajando en búsqueda de encontrar una salida institucional a la nueva toma que se generó el martes en Cuenca Batilana, sector elegido para reubicar a los vecinos de los sectores Espartaco y Cañadón Arias.

Farizano afirmó que el lugar ya tiene un destino y aseguró que no aceptarán que se queden ahí. “Veremos si podemos sacarlos; estamos trabajando para retirarlos. Es que entre ellos hay gente que realmente necesita una vivienda, pero también están los oportunistas e instigadores”, manifestó el jefe comunal.

«No se utilizará la fuerza policial»

Al ser consultado por los rumores que circularon el martes y que señalaban a un partido político minoritario como el instigador de la toma, el intendente dijo que “más que un partido minoritario es probable que haya alguna vecinal que esté apoyando estas maniobras”, y agregó: “Vamos a hacer un relevamiento y a los instigadores no los vamos a favorecer. Mientras que a los que realmente necesitan una vivienda se los inscribirá en el registro de postulantes. Hay que tener paciencia y trabajar sobre la gente”.

Durante su exposición sobre la instalación de una nueva toma en la capital neuquina, Farizano negó que se necesite de la fuerza policial para retirarlos. “Por ahora se hizo la denuncia y la orden judicial es que la toma no se consolide; mientras tanto estamos trabajando para ver si los podemos sacar”, expresó, al tiempo que adelantó: “Para que la Policía los saque primero hay que trabajar y encontrar una salida institucional con ellos, no puedo definir yo la actitud que debe tomar la Policía”.

La toma, que se conformó el martes pasado en horas de la madrugada en un predio que ya tenía un destino específico, no suma más de diez familias. Sucede que en ese lugar iban a ser reubicadas familias de otra toma de esta ciudad, quienes actualmente viven en sectores de riesgo y que desde hace entre 15 y 20 años viven en jurisdicción del barrio Islas Malvinas.

Frente a esta situación, y teniendo en cuenta que el terreno es fiscal y pertenece a la comuna, el Municipio realizó la denuncia penal ante la Justicia.

Comentá la nota