Farizano dijo que alentar tomas es construir guetos

El jefe comunal defendió la iniciativa de urbanizar cada asentamiento de gente. Consideró que se debe construir infraestructura social para evitar hacinamientos.
El intendente de Neuquén, Martín Farizano, aseguró este martes que permitir la radicación de tomas en la capital es construir guetos de gente humilde, en vez de integrarlos al conjunto de la sociedad.

Durante un acto de entrega de tenencia de terrenos a gente que no tenía regularizada su situación, el jefe comunal justificó la negativa de la Municipalidad de permitir la ocupación masiva de terrenos sin ningún tipo de planificación.

“Necesitamos ese sector del barrio para construir infraestructura social”, explicó Farizano durante la conferencia de prensa. Indicó que esto permitiría tener políticas sociales activas para el bienestar de los que menos tienen.

“Podemos decir que como Estado estamos en deuda porque tenemos que tener políticas para estos sectores y para eso se necesita infraestructura”, dijo. Hizo referencia a que cada sector barrial debería contar con un salón de usos múltiples, un polideportivo y una guardería, condiciones básicas para una comunidad.

“Si nosotros empezamos a ocupar toda la superficie de un barrio con viviendas solamente vamos a crear un gueto de gente humilde y vamos a sumirlos en la desesperación, y eso es exactamente lo que debemos evitar”, aseguró.

Consideró que hay numerosos estudios que alertan de los riesgos que implican los hacinamientos de personas en lugares donde no existe la infraestructura social.

“El caso de Fuerte Apache, en Buenos Aires, es emblemático”, explicó Farizano al referirse al barrio Ejército de los Andes, construido en la década del 70, donde se albergaron a miles de familias provenientes de las villas de emergencia.

“Si permitimos esto, lo que estamos haciendo es marginarlos”, aseguró.

Comentá la nota