Farizano convoca al diálogo, pero pone condiciones

El intendente de Neuquén dijo que mientras los municipales realicen medidas de fuerza o protagonicen hechos de violencia no se concretará la mesa de negociación.
El intendente de Neuquén, Martín Farizano, aseguró este martes que no convocará al gremio municipal a dialogar mientras sigan las medidas de fuerza y los actos de violencia que se vienen registrando en los últimos días.

“Es necesario reconstruir un ámbito de diálogo pero no podemos hacerlo si persisten los hechos de violencia", explicó el jefe comunal.

En declaraciones a los medios de prensa, Farizano sostuvo que "Sitramune es un sindicato que ha ido adquiriendo una dinámica de confrontación con un alto nivel de virulencia. El reclamo de aumento salarial se reproduce en la provincia y en otros municipios pero en ningún caso tiene los niveles de violencia de nuestra Municipalidad".

En ese sentido, el jefe comunal hizo referencia a los inconvenientes que se produjeron hoy en el Jardín Maternal Eva Perón. "Fueron a agredir, a quemar cosas en el ingreso y han obligado a los padres a retirar a sus chicos, también se ha cortado el gas y la luz. Por eso los convoco a la reflexión y al diálogo pero no podemos pensar que el diálogo es hacer lo que yo quiero o rompo todo. Si no calmamos los estados de ánimo no vamos a poder llegar a consensos".

Farizano expresó que "me llama la atención que se haga tanta política con este reclamo salarial, yo diría que pueden postularse para intendente si quieren administrar el presupuesto. Hay cosas que dan información tan deformada que uno no puede menos que sospechar que hay un fuerte tinte político en estas actitudes".

Consultado sobre la posibilidad de otorgar un aporte extraordinario para las fiestas de fin de año como medida para paliar el reclamo, Farizano dejó en claro que "para discutir cualquier cosa lo primero que tenemos que hacer es reinstalar un ámbito de diálogo y un ámbito de diálogo no se reconstruye sobre la violencia. El gobierno municipal nunca dijo que no a una mejora salarial. Dijimos que hoy por hoy no es la oportunidad de fijar incrementos permanentes de sueldos porque el presupuesto no alcanza. No nos cerramos a discutir recategorizaciones o mejoras laborales".

Nota al gremio

Por su parte, el subsecretario de Hacienda, Sebastián Gamarra, informó que ayer fue remitida a Si.Tra.Mu.Ne una nota donde se los convoca a retomar la mesa de diálogo "requiriéndose para eso el cese de las medidas de fuerza, a fin de no seguir perjudicando el bolsillo de los empleados y el bienestar de todos los vecinos".

La nota, que el sindicato ayer se negó a recibir, sostiene que "en la última reunión mantenida, enumeramos nuestra preocupación por el aumento y el agravamiento de los hechos de violencia que imposibilitan el acercamiento y la construcción de canales de diálogo que permitan encontrar soluciones".

"La respuesta a nuestro ofrecimiento fue el levantamiento abrupto de los representantes de Si.Tra.Mu.Ne y la consecuente suspensión de las negociaciones", expresó Gamarra en diálogo con los medios de prensa.

"Queremos retomar el diálogo porque estamos convencidos que es la mejor herramienta para resolver los conflictos", dijo Gamarra, resaltando que "el Ejecutivo ha dejado en claro la imposibilidad presupuestaria de otorgar aumentos permanentes pero estamos dispuestos a encontrar alternativas viables que permitan mejorar las condiciones laborales de todos los empleados".

Comentá la nota