Farizano contrata privados para enfrentar el paro municipal

Decretó una virtual emergencia, y habilitó de esta manera la contratación de terceros para garantizar la prestación de los servicios esenciales. Se admite que se gastará más, aunque menos que lo que implicaría un incremento salarial.

El intendente Martín Farizano decretó una virtual emergencia de servicios municipales ante el paro de los trabajadores de la Comuna, y habilitó con ello a la secretaría de Economía y a las demás secretarías “a producir la contratación, mientras se suscita esta situación, a través de terceros, de los servicios esenciales", aclaró el jefe comunal.

Farizano indicó que la resolución fue adoptada "en conjunto con todos los secretarios", ante el agravamiento del conflicto con el gremio SITRAMUNE, que dispuso un nuevo paro de actividades por 48 horas (ver nota aparte).

Señaló que la contratación a terceros "probablemente signifique alguna erogación mayor", aunque dijo que "procuraremos que el impacto sea menor con la reducción abrupta que se ha hecho de las horas extras, o por los salarios caídos que se puedan producir".

En este sentido, expresó que "me pongo en el lugar de la gente a la que no se le presta servicio de riego de calles, y no me queda otro remedio que asumir esta situación para poder cumplir con algunos servicios que se están impidiendo cuando evitan la salida de las máquinas y los vehículos que tienen que trabajar, o cuando se inhibe a los empleados que quieren trabajar".

Por otra parte, respecto de los costos, sostuvo que en el caso de las contrataciones "puede ser puntual, pero otra cosa es asumir como Municipio un incremento muy fuerte de la masa salarial, que sin lugar a dudas va en desmedro de la capacidad que tiene la municipalidad en el tiempo para prestar estos servicios en forma continua".

En cuanto al paro de 48 horas dispuesto por el gremio municipal, Farizano dijo que "nosotros vamos a seguir abiertos al diálogo. Pero el diálogo está restringido a la capacidad que tenemos de acceder a los pedidos. Nuestra actitud no tiene que ver con la tozudez, ni con la insensibilidad. Tiene que ver con las posibilidades concretas que tenemos para poder dar respuesta a pedidos que no parecen viables de solucionar en la actual situación del país en general y la Municipalidad en particular".

Comentá la nota