Farizano, cauto a la hora de hablar de aumento de sueldos

El intendente de Neuquén reconoció que el panorama se presenta complicado. Dijo que todavía no se conoce el impacto que tendrá la crisis internacional sobre el país y la provincia.
Un otoño con mucha prudencia y austeridad augura el intendente de Neuquén Martín Farizano, con respecto a la situación económica del municipio y las futuras negociaciones salariales que llevará adelante con el gremio a partir del mes de marzo.

Después del largo conflicto del año pasado, el jefe comunal reconoció que no será fácil llegar a un acuerdo, aunque se mostró optimista en poder encauzar el diálogo en busca de una solución.

Durante una entrevista concedida a Radio y Televisión del Neuquén, Farizano indicó que la situación económica y financiera de la provincia dependerán en gran medida de la crisis internacional y el impacto que tendrá en el país y en la provincia de Neuquén.

“Las estimaciones van variando día a día”, indicó el jefe comunal al referirse al presupuesto que fue aprobado el año pasado y que será el cálculo de gastos con el que se tendrá que regir el municipio a fin de alño. “En principio estamos haciendo una selección de las cosas en el caso de que se produzca una subejecución de recursos como consecuencia de la crisis internacional que todavía no sabemos el impacto que va a producir en la Argentina”, indicó.

De la misma manera, es incierta la inicdencia que tendrá la inflación en la administración del municipio más grande de la Patagonia. “Cuando uno tiene que comprar las cosas más caras porque se incrementan los precios es igual a cuando se reducen los ingresos; son dos bandas de un mismo sistema que debe estar equiparado”, explicó. Sin embargo se mostró optimista en poder llegar a fin de año con una “inflación moderada”.

A la hora de analizar futuros aumentos de sueldos, el intendente indicó que este tema deberá ser abordado en forma conjunta con el gobierno de la provincia ya que existen pocas posibilidades de que el municipio pueda afrontar erogaciones para ser destinadas a la masa salarial. “El municipio ha hecho un esfuerzo importante durante 2007 y 2008 para mantener un nivel salarial”, indicó Farizano, quien dijo que el panorama se complicará si el gremio insiste con nuevos aumentos.

Comentá la nota