Las FARC se adjudicaron el asesinato del gobernador colombiano

Las FARC admitieron que el 22 de diciembre pasado secuestraron y mataron al gobernador del departamento (provincia) colombiano Caquetá, Luis Cuéllar, y responsabilizaron por el hecho al presidente Alvaro Uribe, quien calificó al grupo guerrillero como "mentiroso" y "cínico".
Mientras tanto, un juez de Medellín dispuso el procesamiento del guerrillero Henry López Sarmiento, alias El Paisa o Ricardo, capturado el martes en esa ciudad y a quien se imputa haber planeado el secuestro de Cuéllar.

En un mensaje fechado el 24 de diciembre pero difundido el martes por la noche por Anncol, un sitio web dedicado a divulgar información oficial de las FARC, la organización guerrillera admitió haber secuestrado y matado a Cuéllar.

Según la nota, las FARC raptaron al gobernador no para "ajusticiarlo ni hacerle exigencias económicas" sino para "realizarle un juicio político por corrupto".

Para las FARC, el asesinato de Cuéllar, al que calificaron como "indeseado y trágico desenlace" del secuestro, fue "consecuencia directa de la orden impartida por Alvaro Uribe a las fuerzas militares del rescate a sangre y fuego" del gobernador.

El 22 de diciembre, Cuéllar fue sacado de su vivienda en Florencia, capital del Caquetá, y un día después su cuerpo, degollado y rodeado de explosivos, fue encontrado en un suburbio de esa ciudad.

Uribe afirmó, en declaraciones a una radio regional colombiana, que el "grupo narcoterrorista de las FARC" es "asesino y mentiroso, y es cínico" porque "derrama sangre y enseguida escribe comunicados doctorales".

El mandatario fustigó también a "esos individuos que escriben estos comunicados de las FARC por allá, en algunos países europeos", en referencia al sitio web Anncol, radicado en Suecia, y dijo de ellos que son "sicarios de cuello blanco".

Por otra parte, un juez de control de garantías de Medellín ordenó el procesamiento de López Sarmiento, al que la Fiscalía acusa de ser miembro de la columna móvil Teófilo Forero de las FARC y de haber fabricado una maqueta de la residencia de Cuéllar.

En una audiencia pública, López Sarmiento -capturado por el Ejército en Medellín- fue imputado por terrorismo, extorsión, secuestro y rebelión, según informó el diario bogotano El Tiempo en su sitio de internet.

Mientras tanto, la organización Colombianos por la Paz, que preside la senadora opositora Piedad Córdoba, manifestó en un comunicado su "rechazo al secuestro y posterior asesinato del gobernador de Caquetá, Luis Francisco Cuéllar, y del patrullero Javier Simón García Gutiérrez por parte de las FARC".

La entidad sostuvo que "repudia los múltiples actos de guerra en los cuales pierden la vida decenas de colombianos a diario en el país" y reiteró su "decisión de continuar en la búsqueda de caminos que permitan la negociación política del conflicto armado colombiano, como la única salida a este derramamiento de sangre que lleva más de 60 años".

Comentá la nota