Fantasmas de los '90

"U"Un fantasma recorre La Plata", pero no aquel que profetizara Marx para Europa hace 160 años, si no uno más parecido a la "revolución conservadora" que ejecutó Carlos Menem en los '90.
El intento de obtener un trámite sumario para la privatización del cobro de tasas por publicidad y propaganda disparó un interesante debate en el Concejo Deliberante, ámbito últimamente más acostumbrado a la pirotecnia verbal que a la discusión con fundamento. Los concejales Daniel Caferra y María José Garófoli, que ahora pertenecen a Nuevo Encuentro, la emergente fuerza de Martín Sabatella, terminaron de poner el dedo en la llaga al presentar un proyecto alternativo que no convalida la privatización, sino que propone capacitar a los empleados municipales e incorporar tecnología a la gestión.

Hasta ahora, aunque con matices, los demás bloques opositores -Unión-Pro, Coalición Cívica, el Frente Para la Victoria ,que responde a Julio Alak- se vienen manifestando en contra de la iniciativa oficial.

El proyecto original, que pretendía la tercerización del cobro de tasas, adolecía de todos los defectos propios de las privatizaciones menemistas: fragilidad jurídica, ausencia de marco regulatorio, escasísimo debate con los actores involucrados, veloz trámite parlamentario. De allí las sospechas de la oposición.

La presidente de la Comisión de Hacienda

- y primera espada de Bruera en el Concejo- Teresa Razzari, pudo emprolijar, en base a experiencia legislativa y muñeca política, una iniciativa que llegó al cuerpo "flojita de papeles" y argumentos. Pero ahora, el Nuevo Encuentro le plantó una bandera desafiante desde el espacio progresista.

Lo cual lleva a una cuestión interesante: ¿Cuál es el proyecto político del espacio bruerista? ¿Cuál es la ciudad que pretenden para los platenses?

El tenor neoliberal de la iniciativa privatizadora, o de los transcendidos sobre el tono de los cambios que se busca realizar al Código de Planeamiento Urbano, traen a la memoria las controvertidas privatizaciones menemistas. ¿Tiene algún punto de contacto con el actual discurso de Cristina y Néstor Kirchner, al que seguramente adhieren las dos concejales del Movimiento Evita que integran la bancada oficialista? ¿O el proyecto oficialista está más cerca de un "municipalismo progresista" como el que plantea Razzari? -que podría referenciarse perfectamente en la gestión del moronense Sabatella-¿Cómo pegan el presupuesto participativo y el 75% de aumento de tasas en dos años?

Algunos responderían que son preguntas superfluas. Que en política, lo importante es "el aparto", los cargos a repartir. En función de eso, todas las alianzas son posibles. Pero esa concepción de la política es, en su espíritu, menemismo puro.

Comentá la nota