El fantasma del robo del Palacio

Tras el robo de la recaudación el año pasado, desde la comuna indicaron que en esta ocasión se aplicará un nuevo mecanismo • Desde la Coalición piden que todos los movimientos queden asentados para que "no se generen sospechas".
El próximo fin de semana se llevará a cabo la XXXV Fiesta Nacional del Salame Quintero. Será entre el viernes y el domingo y contará con una importante afluencia de público que se acercará no solo a degustar el tradicional producto mercedino, sino también a disfrutar de los espectáculos musicales y los paseos por los stands locales.

Según cifras extraoficiales el municipio debería recaudar una cifra cercana a los 300 mil pesos para cubrir la totalidad de los gastos. En rigor de verdad jamás se informó el monto total del dinero que se maneja en esas jornadas.

El robo perpetrado en diciembre, en horas de la madrugada, en el Palacio comunal en el cual se llevaron la totalidad de la recaudación sobrante de la Fiesta del Durazno, es recordado y en función de ello se habrían tomado más precauciones.

Según explicó el secretario actual, Sergio López se está terminando de delinear y definir cómo se realizará el resguardo del dinero en esta ocasión. "La información al respecto no la daremos a conocer ya que la idea es preservar el mecanismo para que no nos boicoteen", expuso.

A pesar de los dichos de López, todo indica que la única precaución sería apostar más seguridad que controle el dinero. Pero el manejo sería muy similar al último evento en el cual ni siquiera se supo a ciencia cierta cuánto fue el dinero que se llevaron los malvivientes.

Críticas

El concejal de la Coalición Cívica, Jorge Retegui recordó que cuando ocurrió el hecho desde el bloque se solicitó una aclaración de las distintas cuestiones que escapaban al expediente judicial. "Hubo charlas con los funcionarios, y hasta se pidió la presencia del intendente Selva en el recinto. Se dieron diferentes explicaciones pero nada quedó claro", recordó y enumeró que "dijeron que las cámaras habían sido controladas pero que no se fijaron si grababan, que la plata había sido depositada en una caja fuerte en un lugar que no correspondía, entonces ¿quién tenía cada una de las responsabilidades? Acá hay responsabilidades y medidas que no se han tomado, más allá de algunos movimientos que ha habido en el Departamento Ejecutivo pero que son ajenos a las circunstancias de lo que fue el robo de la recaudación de la Fiesta del Durazno", resaltó.

Por otro lado indicó que "en cuanto a esta Fiesta que se avecina, que suele traer a una importante cantidad de público, mucha gente de afuera, esperamos que las cosas se hagan como corresponde". Y enumeró una serie de cuestiones que a su criterio serían importantes: "Que la entrada que se venda, una vez que se ingrese al predio se rompa, que las que se regalen – porque el municipio tiene todo el derecho de hacerlo – queden claramente establecidas que son gratuitas y no como en la Fiesta del Durazno que la entrada era la misma. Así no puede haber ningún tipo de control con respecto a cuántas entradas se vendieron o cuánto se recaudó", se quejó.

Retegui también opinó que sería más saludable que "los puestos que estén funcionado dentro del predio, abonen el canon en el municipio y no que se estén cobrando durante la fiesta. Todo tiene que estar bien registrado, bien asentado, para que no quede ninguna sospecha o duda".

En torno al dinero, Retegui opinó: "Se debe hacer lo que corresponde, depositarlo en el banco de acuerdo a lo que se vaya recaudando. A los artistas se les debe abonar como paga el municipio: a través de cheques. No entendemos porqué se debe pagar en efectivo. Yo creo que ningún representante de artista podrá estar sospechando de que el municipio no tiene fondos", concluyó.

Comentá la nota