Los fanáticos ya esperan frente al Polideportivo por las entradas

Ayer, una decena de personas inauguró la fila; la venta comenzará mañana.
MAR DEL PLATA.- La avanzada del el equipo argentino de Copa Davis, encabezado por su capitán, Alberto Mancini, y por su figura más destacada, David Nalbandian, tomará contacto hoy por primera vez con el estadio Polideportivo, donde a partir del viernes 21 de este mes se disputará la final del torneo frente a España.

Los tenistas llegan con el objetivo primordial de evaluar la superficie sintética elegida para esta competencia, una carpeta que se comenzó a construir hace dos semanas y que desde el viernes último ya empezaron a examinar valores juveniles de esta ciudad, además de la ex jugadora profesional Mariana Díaz Oliva.

El desembarco de los jugadores, que sólo durante esta tarde probarían la flamante cancha, se producirá a menos de 24 horas del inicio de la venta de entradas para la serie final. Y la expectativa es tanta que ayer por la tarde ya había casi una decena de personas haciendo cola frente a la boletería del Polideportivo, donde se expenderán sólo 300 tickets. "Vine el sábado desde La Matanza y voy a esperar aquí hasta tener mi entrada", contó Claudia, que es fanática de Nalbandian y tiene el "privilegio de ocupar el primer lugar en la fila, acompañada por su hija, Magu.

Equipados con reposeras, frazadas, mate, termos con café y cualquier elemento que pueda ayudar a hacer menos difícil la larga espera, estos verdaderos adelantados ya comenzaron a organizar una lista por orden de llegada, para que se puedan realizar postas durante la espera hasta mañana a las 9, cuando se habilite la venta de abonos tanto por ventanilla como por Internet a través de Ticketek.

Se espera que hoy esa incipiente fila de fanáticos se eleve sensiblemente en su número, esperando ansiosos esas entradas que, para los hinchas, parecen ser tan valiosas como su precio lo indica.

Hoy se definirá si Nadal integra el equipo español

Hoy será el Día D para saber si el equipo español llega con todo su poderío. Rafael Nadal, que se bajó del Masters por una tendinitis en la inserción del cuádriceps derecho, hará la última prueba y se definirá si Emilio Sánchez Vicario lo puede contar en el equipo. Según su tío y entrenador, Toni Nadal, el último test físico, realizado anteayer, no fue todo lo bueno que se esperaba, por lo que las dudas persisten.

Comentá la nota