Familias usurparon un terreno municipal.

Es en Junín de Los Andes. Los ocupantes reclaman una vivienda.
Junín de los Andes > Unas 40 familias ocuparon un terreno de dominio público -municipal- y manifestaron que permanecerán en el lugar hasta que obtengan una respuesta a sus reclamos por viviendas sociales.

La usurpación se inició en la madrugada de ayer en un lote municipal de unos 5 metros cuadrados ubicado frente a la costanera del río Chimehuín, entre las calles Necochea y Lolog de esta ciudad.

Los vecinos, que se asentaron con carpas y refugios precarios construidos en madera, lonas y nylon, afirmaron que se quedarán allí hasta que se atienda su reclamo, y a la vez exigieron la presencia de las máximas autoridades del Ejecutivo municipal.

El intendente Rubén Campos, quien se encuentra de vacaciones fuera de la ciudad, confirmó que el Municipio ya denunció la situación ante la Justicia.

También consideró que «existe una maniobra política detrás de esto, porque desde que se puso en marcha el Registro Único de Demanda Habitacional de la comuna, se comprobó que era menor la demanda e incluso que había mucha gente que ni siquiera era de Junín de los Andes».

Desmentida

Una de las vecinas que participan de la toma indicó que «acá no hay nada político como se quiere insinuar, sino que somos familias trabajadoras que estamos luchando por nuestro derecho a tener una vivienda digna».

Sostuvo que entre las personas que se asentaron en el lugar, hay varias que están anotadas en la comuna, aunque también «hay otras que no lo están porque se cerró la inscripción en el Registro Único de Demanda Habitacional y quedaron afuera».

Ayer por la tarde concejales de la Concertación y del UNE arribaron al predio ocupado, y mantuvieron contacto con los ocupantes del terreno a fin de interiorizarse sobre la situación.

No obstante ayer se aguardaba la presencia del viceintendente Diego Marcovesky o algún funcionario municipal para atender el reclamo de las familias, e intentar así una suerte de mediación en el conflicto.

De cualquier manera lo más probable es que esto se pueda concretar a partir de hoy, o cuando el jefe comunal regrese de su período de descanso cerca del próximo fin de semana.

Por el momento sólo se registró la presencia de un móvil policial patrullando en los alrededores del predio usurpado.

La situación pone de manifiesto el grave problema habitacional que padece Junín de los Andes, como casi la totalidad de las localidades de la provincia.

La toma fue realizada por grupos familiares de escasos recursos, la mayoría de ellos con niños de corta edad.

Comentá la nota