Ya hay 20 mil familias en el Ruprovi

Más del 40 por ciento de los inscriptos pertenecen a la ciudad de Neuquén. Luego le siguen Zapala, San Martín de los Andes, Chos Malal, Junín de los Andes, Cutral Co y Plottier.
Desde el IPVU consideraron que es un "avance significativo el hecho de haber incorporado a todos los municipios para que aporten sus datos a una única base de datos"

Neuquén > El 2009 en el Instituto Provincial de la Vivienda y Urbanismo (IPVU) cerró con 20.203 familias inscriptas en el Ruprovi, registro único de la demanda habitacional en la Provincia creado por ley 2.639 en diciembre de 2008. Del total, la capital neuquina representa poco más del 40 por ciento, con 8.471 inscriptos para una solución habitacional.

Le siguen Zapala, con 1.999; San Martín de Los Andes, con 1.303; Chos Malal, con 1.122; Junín de Los Andes, con 1.114; Cutral Co, con 956; y Plottier, con 809. Otras localidades, en cambio, no llegan a los 10. Es el caso de Loncopué, Los Catutos, Octavio Pico y Villa Puente Picún Leufú, con tan sólo una familia anotada; Aguada San Roque (3) y Covunco Abajo (4), El Sauce (7) y Añelo (9), por ejemplo.

Hay incluso comisiones de fomento en cero, cuyos convenios de adhesión al Registro Único Provincial de la Vivienda y el Hábitat ya están firmados, pero que por inconvenientes para cargar datos en la red, aún no registraron la demanda local. Es el caso de Ramón Castro, Coyuco Cochico, Los Chihuidos, Pilo Lil y Sauzal Bonito.

Otros municipios, como el de Las Coloradas, pudieron volcar su demanda en el sistema, después que personal del organismo provincial hiciera una recorrida en el interior para sanear las dificultades, durante los últimos meses de la gestión 2009.

El vicepresidente del IPVU, Marcelo Sampablo, ponderó el número global que se desprende del registro único provincial. Sobre esta base, afirmó que "la demanda es importante, nadie puede negarlo" y que el "problema es grave no sólo en la provincia sino a nivel país".

Consideró, además, que es un "avance significativo el hecho de haber incorporado a todos los municipios para que aporten sus datos a una única base de datos". El año que dejó atrás el IPVU, fue para el funcionario provincial "un año difícil, pero positivo".

Difícil por el coletazo que pegó la crisis económica y los cambios institucionales que sufrió el organismo provincial desde la salida del subsecretario de Vivienda, Herminio César Balda, hasta la incorporación de Rodolfo Kaiser como presidente del IPVU y del ADUS.

Avances

Positivo por el avance que se consideró sobre regularizaciones habitacionales con 3 mil escrituras anuales e inscripciones en la base de datos del Ruprovi. Su implementación fue definida por Sampablo como un "paso importante" para transparentar la demanda.

"Es una propuesta de gobierno que viene a poner orden y claridad a la demanda habitacional en la provincial. A partir de ahí se va a poder transparentar la adjudicación de la vivienda en forma definitiva. Las urbanizaciones que se encaren tienen que basarse en este registro", agregó.

Casa nueva, loteo con servicios, terminación/refacción y ampliación más vivienda sobre terreno propio, son las soluciones habitaciones que ofrece el registro. De ellas, la primera opción concentra la mayor demanda: de 20.203 familias neuquinas, 14.976 necesitan un techo donde vivir más el predio.

Los demandantes luego se vuelcan por la vivienda sobre terreno propio como otra opción del registro, aunque en un número bastante inferior (2.596); mientras que 918 se anotaron por un lote social, número que apenas supera a la cantidad inscripta por una terminación o refacción (770) y que está por debajo de los que solicitaron una ampliación (943).

De acuerdo a la ley provincial sancionada en diciembre de 2008 estas son las familias que podrán acceder a una solución habitacional. Por tanto, el grupo familiar que reclame una solución habitacional pero que no esté anotado, no podrá acceder a una eventual adjudicación.

Lo recordó la responsable del Ruprovi, Cecilia Marin, quien a su vez aclaró que el registro no cerró porque es permanente, por lo que la gente puede seguir concurriendo al IPVU, a las delegaciones del instituto y a los municipios tanto para registrarse como para modificar y actualizar datos.

La delegación que se dispuso en Antártida Argentina y Combate de San Lorenzo de esta ciudad en un comienzo ya no realiza inscripciones porque la cantidad de consultas fue mermando. En efecto, Marin comentó que de 25 personas afectadas para facilitar el registro pasaron a ser no más de dos.

Nuevo sistema informático

Neuquén> El vicepresidente del Instituto Provincial de la Vivienda y el Hábitat (Ruprovi), Marcelo Sampablo, adelantó que este mes se implementará un nuevo sistema informático que permitirá unificar la información de cuatro sistemas inconexos a fin de que cada solución habitacional ofrecida quede registrada en una única base de datos.

"Esto permitirá trabajar con mucha más seguridad y certeza. Así se evitará que haya dobles adjudicaciones. La información, al estar unificada en una sola base de datos, clarificará la adjudicación de viviendas nuevas o viejas", advirtió.

El recupero económico de las casas otorgadas en la historia del IPVU y el Ruprovi también están vinculados con este sistema. En efecto, con su implementación se agilizarán los trámites de cancelación de una vivienda, por ejemplo.

Es decir, la persona del interior podrá hacerlo directamente en su localidad de origen sin tener que centralizar el trámite en la sede central del IPVU.

Comentá la nota