Familias de los pacientes que murieron en la bancaria piden que Zanola "vaya preso"

Mirta Martínez es sólo uno de los muchos casos. Tenía dos hijos y murieron, ambos, a los 19 años. Creen que los remedios que les dieron eran truchos. En Radio 10, contó el maltrato profesional y humano que sufrió en el Policlínico Bancario hoy, en el medio de las sospechas por la mafia de los medicamentos
Comienzan a conocerse los primeros y desgarradores testimonios de los familiares de los fallecidos por el accionar de la "mafia de los medicamentos". Las declaraciones coinciden en apuntar contra la conducción de Juan José Zanola, secretario general del gremio de los Bancarios.

"Los médicos son muy buenos, el único problema está en la dirección. Yo no tenía manera de hacer conocer esto. Perdí a mis hijos, los dos con 19 años. Gabriel falleció en 2002 y Yanina, en 2005, no me querían entregar la medicación para sus enfermedades terminales", acusó la señora Martínez en diálogo con el periodista Oscar "El Negro" González Oro, en el programa El Oro y el Moro de Radio 10.

Martínez indicó que Paula Aballay (pareja de Zanola y directiva de La Bancaria) "apura a los médicos, a los enfermeros y a los pacientes, apura a todos. Echó a muchos médicos".

La mujer, en medio de lágrimas, explicó que sus problemas comenzaron cuando fue derivada al Policlínico Bancario para recibir medicación para sus hijos, ambos con enfermedades terminales hereditarias.

"No me entregaban la medicación o me daban otra. Me decían que no había en el país, otro día me decían que el tesorero no firmaba los papeles. Me cansé de reclamar, incluso cuando fui a la dirección, la señora Aballay me gritó y me dijo 'resentida'", puntualizó.

"Encima de haber sufrido todo esto, la muerte de mis hijos, recibí una carta de Zanola donde me acusa de calumnias e injurias y me inicia juicio por un monto determinado", señaló escandalizada.

En tanto, Adriana Iúdici, hija de otra de las supuestas víctimas de la "mafia de los medicamentos", denunció ante la prensa que su padre -afiliado a La Bancaria- falleció debido a la ingesta de un medicamento facilitado por la obra social.

"Él se descomponía mucho en el geriátrico. De repente, mi papá empeoró", sostuvo la mujer. Fue después de su deceso que descubrió que en el asilo en el que estaba alojado le suministraban la droga simvastatina.

Un documento oficial surgido de un allanamiento al laboratorio Farmagroup, que estaría involucrado en el caso de la "mafia de la efedrina", asegura que existían partidas de esta droga con más del doble del valor del compuesto activo indicado en el rótulo, por lo que sospechan los pacientes que la consumieron podrían haber muerto de sobredosis.

Comentá la nota