Las familias ocupantes del valle Andorra piden que se paralicen trabajos de urbanización

Ocupantes del valle Andorra solicitó a la Provincia que ordene al Municipio de Ushuaia paralizar obras vinculadas al proceso de urbanización de ese sector, amparándose en normas como la Ley de Bosques o la de Ambiente.
La presentación llama la atención por provenir de personas que residen en esas tierras fiscales, casualmente impactadas ambientalmente por la ocupación irregular, recuerdan desde el Municipio. Las familias consideran que la municipalidad está actuando sin autorización en trabajos de tala y desmonte, y amenazan con realizar una denuncia penal. Con el proyecto de urbanización se espera dar unas 1.500 soluciones habitacionales a inscriptos en el Registro de Demanda Habitacional.

En una nota dirigida al secretario de Desarrollo Sustentable y Ambiente de la Provincia, Nicolás Lucas un grupo de vecinos "todos con domicilio real en Valle de Andorra" -según dice la presentación- pidió intimar al Municipio a detener estos trabajos, "bajo apercibimiento de realizar la denuncia penal correspondiente", por el delito de "incumplimiento de los deberes de funcionario público".

El escrito es firmado por Millapel Saldivia, Alejandro César Maldonado, Ruth Pacheco, Carlos Prausello, Nora Sandra Gioia, Graciela Elisabet Qualio y Mirta Beatriz Delgado.

Según contaron funcionarios del Municipio, se trata de vecinos que previo a esta presentación habían mantenido reuniones en ámbitos municipales planteando su desacuerdo con lo que consideraron era la poca extensión de los terrenos que contemplaba para ellos el proyecto de urbanización del sector. En ese contexto, habrían efectuado diversas advertencias si su reclamo era desoído, se señala desde el área de prensa municipal.

Cabe recordar que el intendente Federico Sciurano, en el discurso de apertura de las sesiones ordinarias del Concejo Deliberante, manifestó que se habían recibido "por parte de determinados protagonistas, relacionados con los espacios públicos, comentarios o amenazas, en términos: 'Voy a hacer que frenen la urbanización. Mejor consensuemos para que no se frene la urbanización que llevan adelante' ".

"Esto es lamentable -había dicho el jefe comunal- porque da la sensación que no terminamos de entender lo que está pasando en nuestra ciudad. Y si hay alguien que pueda hacer un comentario de estas características, obviamente que tiene dónde vivir y ningún escrúpulo en impactar en la gente que está esperando hace muchos años, pura y exclusivamente para alcanzar los objetivos especulativos que está buscando".

Comentá la nota