Ya son 29 las familias evacuadas en la ciudad

Hasta ayer 29 familias de Concepción del Uruguay (diez de la Cantera 25, nueve de la zona del Puente de Hierro y una del barrio San Isidro) se encontraban evacuadas ante la creciente del río Uruguay. Tres de ellas permanecían alojadas en el albergue situado detrás del club Lanús, una en las instalaciones del Centro de Educación Física y el resto de los grupos familiares estaban en domicilios particulares. En total se contabilizaban 42 mayores y 74 menores, afectados por el avance de las aguas.
El gobernador Sergio Urribarri encabezó ayer un encuentro con el Comité de Emergencia en Concordia para repasar el comportamiento del río Uruguay y continuar coordinando la asistencia a la población afectada. "No queremos alarmar ni preocupar, pero si ser realistas y garantizar la atención que sea necesaria", dijo el mandatario.

Durante la reunión, de la que participaron el intendente Gustavo Bordet y el ministro de Salud y Acción Social, Angel Giano, además de responsables de defensa civil y bomberos de la ciudad, el gobernador evaluó la situación que se está viviendo en las últimas horas con la crecida del río y coordinó la asistencia que se está llevando adelante para las familias afectadas.

"Queremos llevar tranquilidad a la población. Contamos con la asistencia necesaria para atender a las familias evacuadas. Hasta el momento son 50 familias y podría duplicarse este número si la altura del río llega a los 13 metros ", informó el mandatario.

Urribarri realizó un repaso de las acciones realizadas e instruyó a ejecutar otras para prevenir. "Debemos ser realistas. Esta lloviendo mucho aguas arriba de la represa Salto Grande y debemos estar preparados", puntualizó.

Por su parte, el Director de Defensa Civil de la Provincia, Roberto Destri, habló de la crecida del Río Uruguay: Concordia "ya tiene 200 familias evacuadas, y otras tantas en Concepción del Uruguay (ver página 5) y las lluvias en Brasil y Corrientes continuan. En Corrientes, por ejemplo, hay lugares donde llovió más de 200 mm, y toda esa agua viene para este lado, sin que las represas puedan contener. Ayer, el Río Uruguay midió 12,5", indicó el funcionario. Y advirtió que "No viene bien el tema climático".

Por otro lado, advirtió que "si siguen las lluvias, el río puede llegar a 13 metros. En ese punto, llegaremos a las 250 familias", indicó. "Estamos complicados, no se si hasta las manos, pero si complicados. La costanera, está desbordada, y esa obra que se hizo ahí, es altísima, pero solo para los 12 metros. Lo que pasa es que acá hay muchas cosas. Más allá de la presencia del niño, muchos factores, como que no cuidamos nada nuestro mundo", siguió Destri.

"Las contaminaciones, el glifosato, hoy lo estamos pagando. Los demontes naturales que hemos hecho, también lo estamos pagando. No se olvide que un monte retenía el agua, y hoy no hay montes que retengan", criticó enfáticamente. Por otro lado, indicó que de los evacuados en Concordia "el 70% son chicos. No obstante, la situación sanitaria es buena", indicó. "Y más allá de la emergencia, los mecanismos están aceitados. Y estamos trabajando con una prontitud que nunca antes se había tenido. Y lo digo desde mi experiencia de 20 años en este área", sentenció. Las últimas lluvias en la región Mesopotámica y el aporte de agua de arroyos que desembocan en el Uruguay provocaron que el río aumente su nivel y se aproxime a los 13 metros de cota, según el registro de la escala de Prefectura en el puerto de Concordia. Según previsiones de los ingenieros de Hidrología de Salto Grande, el río no debería superar esta marca hasta mañana.

El fenómeno se repitió en todas las ciudades del norte entrerriano, aunque hasta anoche no se habían informado de evacuaciones.

En cambio, un millar de personas habían sido evacuadas en el otro margen del río, en el Departamento uruguayo de Salto, informaron fuentes del vecino país.

Comentá la nota