Familias asentadas de Vaqueros buscan ganar el apoyo del resto del pueblo

Familias asentadas de Vaqueros buscan ganar el apoyo del resto del pueblo
Con el objetivo de informar al resto de los pobladores, las familias asentadas en terrenos de Vaqueros hicieron una asamblea en la plaza Roberto Romero, en la que expusieron los motivos de sus reclamos e invitaron a los que quieran acompañarlos en la convocatoria del martes frente a la Municipalidad.
Ese encuentro se está organizando con el objetivo de solicitarle a los concejales que deroguen el comodato que la municipalidad firmó con el club Sportivo Vaqueros, mediante el cual le cedió una hectárea y media de tierras para la construcción de una cancha de fútbol.

Según los asentados, esas tierras, que son parte de una donación de la finca Serrey que en total suman 7 ha., el municipio las iba a utilizar para casas, "pero nos enteramos que se la dieron al club y que el resto las reservaron para el trazado de calles", manifestó Noemí Sumbay, una de las referentes de las familias.

"No sabemos que pasó con esas tierras, está la sospecha que gran parte se vendieron a gente de afuera, nosotros no pedimos que nos den los terrenos, queremos comprarlos, pero lo que solicitamos es que se le de prioridad a los nativos de Vaqueros", agregó.

Actualmente son unas 70 familias las que permanecen asentadas y el viernes la policía intentó desalojarlas por la fuerza.

Tras la presentación de un habeas corpus por parte de la gente, la situación se calmó pero permanece una guardia policial las 24 horas.

"La orden de desalojo está, existe porque la denuncia la presentó Ramón Reyes, el presidente del club, pero por suerte la policía no avanza", señaló Sumbay.

Sin el Concejo

El principal reclamo de ilegalidad de la cesión de tierras radica en que el comodato no pasó nunca por el Concejo Deliberante, por lo que habría sido un acuerdo entre el municipio y el club.

"Por eso nuestro reclamo a los concejales es que se lo declare nulo porque ellos deberían por lo menos tener conocimiento", explicó la referente.

Si bien en el terreno hay 70 familias, los asentados son concientes que solo podrán beneficiarse 30, "aquí el problema afecta a 150 familias en todo el pueblo, aquí estamos la mitad pidiendo que se le de solución inmediata a por lo menos 30 familias y que se planifique algo para las restantes y si el intendente no es capaz de darnos una solución que de un paso al costado" dijo Sumbay.

Coment� la nota