Familiares de los caídos, en busca de una tumba y turba de las Malvinas

Familiares de los caídos, en busca de una tumba y turba de las Malvinas
Arribarán este sábado y el siguiente. Ya hay una avanzada de argentinos en las Islas, preparando todo en el lugar.
Aunque será el Ministerio de Defensa británico el encargado de toda la logística para la ceremonia de inauguración del monumento a los argentinos que se levanta en el cementerio argentino de Darwin --instalación de carpas, de baños químicos para más de trescientas personas en dos etapas-- un pequeño grupo de la Comisión de Familiares de los Caídos ya llegó el sábado a Malvinas, con Clarín. Entre ellos está Leandro De la Colina, hijo del piloto Rodolfo De la Colina, quien coordina la instalación de los precintos a cada una de las cruces para la colocación de flores, y también de la limpieza de todo el lugar. Los familiares se podrán llevar como recuerdo una bolsita con turba de Malvinas, la misma en la quedaron los restos de sus seres queridos allá por 1982, en los días de la guerra.

La llegada del resto de los familiares el próximo sábado y el 10, se produce justo en medio del proceso electoral que atraviesan las Malvinas. De ahí que los candidatos midan cada palabra, cada punto y coma que aparece en la prensa. En esta etapa, no quieren lucir ni "suaves" ni tan "duros" como para estar fuera de moda en su opinión sobre la visita y básicamente sobre la Argentina, uno de los puntos centrales de lo que aquí llaman la "política exterior" de las islas.

Más aún, no es el pulso general, pero de las conversaciones en las desiertas y aún heladas calles de la capital malvinense, este diario pudo comprobar que, efectivamente, una minoría se opone a la visita de los familiares como a cualquier contacto con argentinos.

Sin embargo, a diferencia de los argentinos, hay algo que los isleños pueden poner en cuestión pero no desafían: la ley. Y como recordó a Clarín la ahora ex consejera Andrea Clausen, el gobierno de las islas aceptó oficialmente la ceremonia de inauguración del monumento en el cementerio de Darwin, emplazado allí en 2004.

"Aunque Argentina no nos da voz y quiere hacer aparecer esto como un acuerdo con el Reino Unido, el gobierno de las islas ha sido parte integral de las discusiones", señaló en clara alusión a las consultas -aunque también hubo presiones, se sabe- de Londres. "La visita pacífica de los familiares en un asunto humanitario", agregó Clausen, que competirá para otro período como consejera.

La candidata de los kelpers escribió recientemente en la prensa local que los lazos con el continente estaban "empeorando" y puso tres ejemplos a su criterio: que Argentina se haya retirado de toda cooperación en materia de conservación pesquera lo que, para ella, tiene un muy mal impacto medioambiental; el decreto presidencial de Néstor Kirchner que anuló el acuerdo pesquero firmado con Londres bajo el gobierno de Carlos Menem y que ahora prevé sanciones para empresas que operan en Argentina y deciden hacerlo también en Malvinas; y, por último, la protesta que con éxito hizo el Gobierno ante España, a mediados de mes, porque en una conferencia pesquera internacional realizada en Vigo las islas aparecieron invitadas a participar como si fueran un Estado independiente, lo que para Clausen fue una "comportamiento infantil".

Todas críticas y derivaciones de un clima prelectoral que poco parecen tener que ver con el espíritu de los familiares que aterrizarán en las islas.

Comentá la nota