La Familia policial iniciará huelga de hambre.

Policiales: Encabezado por Juana Gómez referentes de la familia policial se hicieron presentes en la plaza 25 de mayo en reclamo de los 200 pesos que le debe el Gobierno de la provincia. ‘Queremos que los 200 pesos pasen al básico’, dijo una de las mujeres que se mostraban con pañuelos azules.

La "familia policial" protagoniza un reclamo frente a la Legislatura correntina, donde han instalado un par de carpas en la Plaza "25 de mayo" por tiempo indeterminado.

La iniciativa no es novedosa hasta aquí, ya que Corrientes supo gestar en el año 1999 una de las protestas más intensas y extensas en el tiempo que dio en llamarse "el correntinazo", precisamente reivindicando esa pueblada es que instalan carpas en la plaza que fuera rebautizada "de la Dignidad" por los autoconvocados. Pero la singularidad está dada por el uso de pañuelos azules en las cabezas de las mujeres y el cuello de los hombres.

No tiene que ver sin embargo con la identificación con el Partido Liberal, uno de los partidos políticos mas viejos de la provincia, muy vinculado a la patronal del campo, tanto es así que muchos de sus dirigentes y simpatizantes firmaron hace tiempo una solicitada en apoyo a quien fuera el Presidente de la Sociedad Rural, actualmente purgando una condena por represor, el Capitán Juan Carlos De Marchi.

Todo lo contrario, el uso del pañuelo azul tiene que ver con una asociación entre el ejemplo de las madres y su propia causa. Juana Gómez, quien dirige a la "familia policial", dijo que al igual que las Madres, ellas también reclaman

Justicia, aunque sus familiares no estén desaparecidos, pero sí pueden quedar excluidos del mercado laboral por la no aplicación de la "Ley de amnistía" y la continuidad de sanciones para los uniformados que debieron quedar sin efecto por aplicación de la ley de marras. Reclaman además el blanqueo de una suma de $200 que fuera convenida en su momento entre el Gobierno y los policías reclamantes.

Iniciarán una huelga de hambre "seca", es decir sin consumir alimentos y tampoco líquidos, lo harán varias mujeres acompañadas por el ex-policía Miguel Soto, retirado de la Fuerza precisamente por encabezar el reclamo que le torció el brazo al Gobierno y obligó a ambas Cámaras a sancionar en tiempo récord la "ley de Amnistía" que finalmente no es respetada por el poder Ejecutivo según denuncian los uniformados retirados y los familiares de policías en actividad.

Anuncian además que no esperarán a que el deterioro previsible de la salud que acarrearía su decisión, se torne en tragedia. Antes se juntarán en la explanada del Puente "General Belgrano", que une la Capital correntina con la vecina provincia del Chaco, y pueden decidir cortarlo por tiempo indeterminado.

Comentá la nota