La familia a la mesa: sustituirán el comedor por insumos para cocinar en casa

Desde Promoción Social se indica que el objetivo es que los beneficiarios sean “los protagonistas de su propia subsistencia alimentaria” y que se rescaten los valores de compartir una comida en el hogar .
A partir de un cambio en el modo de trabajo con los alimentos en la vecinal del barrio Las Delicias, los vecinos que acudían al comedor comunitario ahora recibirán insumos para cocinar en casa. Ésto se desarrolla a partir de un programa de Promoción Social que busca reflotar los valores de la comida en familia.

“Es un cambio de modalidad alimentaria que quiere llevar del asistencialismo a la promoción social y cultural”, sostiene el subsecretario de Promoción Social, Gonzalo Parodi, quien agrega: “Aquellas personas que retiraban en el comedor pasan de lo que se llama centro de cocción a uno de distribución, donde se les da insumos secos, más carnes y verduras, para que los elaboren en sus casas”.

A partir de estudios que realizaron en varios comedores comunitarios, desde Promoción Social se determinó que aquellas personas que estaban mucho tiempo vinculadas a un comedor generaban una cronicidad que hacía perder en ellas los hábitos de comer en familia. “La mamá que está acostumbrada a asistir siempre al comedor es difícil que sin el Centro pueda dar solución de manera autónoma a los problemas alimentarios”, indica Parodi.

“Esta forma de trabajar rompe con el paternalismo estatal”, señala el subsecretario de Promoción Social. Luego continúa: “En un comedor se come a la hora que quiere el Estado, al lado de quien quiere el Estado y lo que quiere el Estado. De esta manera se respetan pautas culturales para comer juntos, con lo importante que es la familia como institución”.

- ¿Cómo se manejan los gastos para quienes no pueden pagar los costos de la cocción?

- No se traslada el 100% de los beneficiarios, porque aquellos adultos mayores solos que no pueden elaborar sus propios alimentos siguen en el comedor. Las familias que no cumplan con las condiciones de higiene y salubridad siguen en el comedor. Para las familias que realmente necesitan otro tipo de asistencia, se evalúa la situación.

- ¿Con estas actividades aumentan los costos para el Estado?

- Toda política de asistencia es más barata para el Estado que una de promoción, no es lo mismo cocinar para 200 personas en grandes ollas a que a cada familia se le de para que cocine en su casa. Por supuesto que se trabaja a partir del criterio de la cantidad de integrantes del grupo familiar.

Comentá la nota