Con faltazos, legisladores mendocinos hablaron de sus gestiones

Cuatro de los diez legisladores nacionales por Mendoza concurrieron ayer al encuentro convocado por la Fundación Favim para exponer los progresos realizados en sus gestiones. El difícil rol opositor para presentar iniciativas y las trabas del oficialismo para imponer agenda fue el principal argumento que sostuvieron diputados y senadores para justificar la inexistencia de leyes clave para la provincia.
En una situación que algunas organizaciones sociales utilizaron para pedir respuesta a sus reclamos, legisladores que concluyeron su labor en el Congreso se presentaron ayer para rendir cuentas sobre el trabajo realizado. Muchos de los senadores y diputados ausentes justificaron su falta; y hubo otros, como el caso de la senadora Marita Perceval del PJ, quien estuvo sólo durante una parte de la reunión. El debate giró en torno al difícil contexto que se vivió hasta el 10 de diciembre para sacar leyes de la oposición.

"El oficialismo no ha sido generoso con los opositores, nuestros proyectos nunca formaron parte de la agenda del PJ, los escritos oficialistas siempre fueron base de las normas, y prueba de esto es que el 95% de las leyes aprobadas este año vienen del Ejecutivo", expuso la diputada radical Silvia Lemos.

En el mismo sentido, el senador de la UCR Ernesto Sanz señaló que sus propuestas –cuyo principal aporte fue la relación fiscal entre la Nación y la Provincia– nunca fueron aceptadas, "sólo nos pudimos limitar a ser un ente de control y equilibrio, más que productores de leyes".

Sin embargo, Sanz, Lemos, y otro de los participantes, el diputado demócrata Omar De Marchi, confían en que la situación cambiará con la renovación legislativa y el actual escenario en el Congreso nacional.

Reclamo de jubilados por el 82%

Durante la exposición de los legisladores, el Partido de Jubilados, Pensionados y Retirados de Mendoza presentaron un petitorio solicitando el 82% móvil en el cargo en el que se jubilaron, un básico mínimo de $1.600, ajustable de acuerdo a la inflación, y la regularización de la Anses y el Pami.

"Es real que la ley del 82% móvil fue hecha para salir del paso, lejos de ser reparadora para los jubilados. Esto, más el descontrol dentro del Pami –que el Gobierno utiliza como caja y no como prestadora de servicios a los ancianos– y los fondos de la Anses, hace que no se respeten los derechos constitucionales de los jubilados, y esa es otra de las cosas que debemos revisar en este nuevo contexto legislativo", señaló Sanz.

Este reclamo de los jubilados y pensionados se presentó como un momento tenso, ya que los representantes del sector de la tercera edad increparon a los legisladores por el incumplimiento y la ineficacia de algunas leyes. "Por lo menos tengan en cuenta que nosotros estamos acá, más fácil hubiera sido no dar la cara", dijo De Marchi, en alusión a sus pares ausentes.

Comentá la nota