Faltaría carne en el último trimestre por el aumento del consumo interno

Lo señaló una asociación de empresarios agropecuarios. Apuntaron que hay tres formas de impedir la escasez: importar carne, clausurar las exportaciones o ajustar los precios para que baje la demanda
Según informó ayer Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (Crea), una asociación de empresarios agropecuarios que trabajan en grupo y comparten sus experiencias y conocimientos para aumentar la producción, durante el último trimestre de este año podría escasear la carne en la mesa de los argentinos, debido a que el consumo de este producto superó en julio los 70 kilos per cápita por año en el país, un récord que no se daba desde 1994.

En términos más sencillos, podría decirse que por todo lo que se está comiendo ahora no habrá suficiente carne para abastecer la creciente demanda. Ante esto, según Crea, las soluciones posibles son importar carne de otros países, clausurar las exportaciones o reducir drásticamente el consumo interno mediante un fuerte ajuste de precios.

El informe detalló que el aumento del consumo interno es la consecuencia de la enorme cantidad de animales faenados por las condiciones climáticas adversas para la producción, al tiempo que explicó que los productores están liquidando su hacienda, sobre todo de hembras, por los bajos precios del kilo en pie y "por la falta de políticas y reglas claras para el negocio".

Ante esto, el presidente de Crea, Rafael Llorente, dijo que la oferta de hacienda gorda se reducirá en el último trimestre del año. Esta menor faena sería principalmente de categorías novillos pesados de exportación y vacas, publicó el diario Clarín.

Comentá la nota