Faltante de cheques en Cané: renunció el viceintendente de la municipalidad

Miguel Cané sufrió la primera caída. El viceintendente de Miguel Cané, Rómulo Ramos (Frepam), renunció este martes al cargo en medio de una fuerte controversia por el faltante de once cheques de la municipalidad que desencadenó en una investigación en el Juzgado de Instrucción 5 de General Pico. "Fue por diversos motivos, pero sin dudas que el tema de los cheques también tuvo que ver", reconoció Ramos.
El presidente del concejo deliberante presentó su renuncia este martes en la sesión ordinaria a través de un escrito dirigido a los concejales Germán Bastida (Frepam) y Marta Ibarlucea (PJ). Serán ellos los que deberán decidir si aceptan o no la dimisión.

"El lunes tuve una reunión con la gente de mi partido, donde les comuniqué la decisión", dijo Ramos.

Este año, el intendente Fabricio Hernández (Frepam) se vio fuertemente cuestionado luego de la desaparición de once cheques de una cuenta corriente municipal del Banco de la Nación Argentina.

La denuncia del faltante de los valores fue radicada en el Juzgado por el secretario tesorero, Sebastián Avendaño, en el mes de septiembre.

Las explicaciones brindadas días después por Hernàndez no conformaron a los concejales, inclusive a Ramos, quien le exigió que explique por escrito la real situación financiera de la comuna.

Comentá la nota