Faltan vacunas contra la rabia en el Hospital

Cada vez hay más perros abandonados en las calles de la ciudad y el peligro por una mordedura está latente. Por eso sorprende que en muchas oportunidades el Hospital Interzonal se quede sin vacunas antirrábicas, y se tenga que recurrir a instituciones de la zona para que provea a la ciudad de las dosis.
El doctor Rodolfo Vergara, de la Región Sanitaria III, señaló que esta situación se debe a que desde el Instituto Pasteur (proveedor de las vacunas) no se entregan las dosis solicitadas, y además no hacen los envíos, sino que desde los centros asistenciales se deben ir a buscar.

"Las vacunas las provee el Pasteur, pero para obtenerlas hay que ir hasta Avellaneda (donde se encuentra el Instituto) los días de semana, de 8 a 12. Además no entregan las dosis solicitadas, sólo de a 200", explicó el médico.

Pero aseguró que normalmente esas dosis alcanzan y que el Hospital está la mayor parte del mes provisto, "aunque puede pasar que se terminen y se deba recurrir a alguno de los otros hospitales de la Región III".

En Junín no se registran casos de rabia canina o felina desde hace unos 40 años, según afirmó el veterinario Raúl Gomory. Sin embargo aclaró que el peligro latente de la rabia salvaje, mayoritariamente en murciélagos, es importante.

Por eso es necesaria la vacunación preventiva ante mordeduras de perros callejeros, ya que se desconoce si se encuentran vacunado o no. En los casos de perros conocidos, como los propios o de los vecinos, lo aconsejable es poner en observación al animal durante algunos días, recomendó el profesional.

"La situación sería mucho más preocupante si nos encontráramos en un medio que presente alguna epidemia de rabia", detalló.

Comentá la nota