Faltan heladeras, lavarropas, cocinas y calefones del plan canje

Faltan heladeras, lavarropas, cocinas y calefones del plan canje
Fue el que lanzó la Presidenta con fuertes descuentos y baja tasa de interés.
El plan para comprar electrodomésticos de la línea blanca con descuento, que anunció la presidenta Cristina Kirchner el 29 de enero, ilusiona pero no logra arrancar.

La medida atrae a potenciales consumidores, vendedores y dueños de locales de electrodomésticos. Pero en la mayoría de los locales -ya sean pequeños o sucursales de cadenas- no tienen disponibles ni las cocinas, ni los lavarropas, ni los termotanques o calefones que la gente quiere comprar. Heladeras tampoco, el stock se agotó y aún no lo renovaron. Así se desprende de una recorrida por 20 negocios de los barrios de Boedo, Flores, Belgrano, Centro, Palermo y Abasto que realizó Clarín a lo largo de la semana.

No hubo caso. Ante la misma pregunta, siempre la misma respuesta: "Sí, sí. Pero ahora no tenemos. Entran la semana que viene a lo mejor". Incluso antes de terminar la frase, los vendedores ya sabían lo que venía: "Está buenísimo el plan, pero por ahora no...".

La alternativa de anotarse en una lista de espera, para cuando entren las unidades, se impone casi como una obligación si el solicitante pretende acceder a un calefón por $ 636, un termotanque por $ 686, cocinas por $ 849, lavarropas por $ 852 o heladeras por $ 1.440.

El Gobierno lanzó el primer plan canje en diciembre, para heladeras.

Casi dos meses después, la medida se extendió al resto de la línea. Los acuerdos con los fabricantes garantizan un descuento que va del 20% al 50%, con financiación al 11% de interés anual.

La primera de las consultas de Clarín fue en Boedo 1035. El local está lleno de ventiladores con una indicación monetaria en el frente, sin duda una medida inteligente en medio del calor agobiante. Pero lo que interesa son los aparatos baratos que encierran la promesa de revitalizar el consumo.

Alejandro, el vendedor, explica que "no, no hay nada de convenio, ni de plan, ni de Gobierno". ¿Por qué no? "Y, no sé. Se debe haber hecho con algunas casas grandes". Y enseguida afila la respuesta de todo buen vendedor: "Igual, tenemos heladeras económicas, por ahí te conviene más...".

En Abasto sí funcionó el convenio con las heladeras, pero no hay más: "Tuvimos Gafa pero hubo un problema de stock. Todo lo demás por ahora no está, tiene que entrar".

¿Cuándo? "A mediados de febrero, tal vez". Esa es la respuesta general. En Rivadavia 7327 ofrecen una cocina, a $ 849. ¿Flores? Nada. ¿Centro? Nada. En Corrientes 756 se justifican: "entraron pocas heladeras y se terminaron enseguida". Lo mismo que en Santa Fe 3212: "Tienen que traer stock. Lo de las heladeras fue un éxito, se agotaron".

Cansados de las preguntas, en Rivadavia 6863 resolvieron poner ellos mismos una oferta especial.

Otros engañan. Que sí, que sí. Que hay termotanques. "Y no hace falta traer el viejo", como se advirtió. La visión de la letra impresa del anuncio de la Presidenta lo delata: esa marca no entró en el convenio. Vivezas para promover el consumo.

El objetivo del Gobierno con el nuevo programa para comprar electrodomésticos de línea blanca es reactivar las ventas y la producción local de estos productos y colocar 100.000 lavarropas, 80.000 cocinas y 50.000 unidades entre calefones y termotanques.

Los anuncios oficiales empezaron en diciembre, en la quinta de Olivos, cuando se lanzó el plan para comprar las heladeras.

La segunda etapa se lanzó en última semana de enero. En ese momento, también Cristina Kirchner fue la encargada de anunciar el plan referido a los lavarropas. Este anuncio disparó un gran interés del público y motivó, en los días posteriores, una gran cantidad de consultas en las diferentes cadenas.

Entre ellas ocuparon el primer lugar las consultras referidas a los lavarropas, mientras que en un escalón más abajo se concentraron las heladeras, según comentaron los comerciantes.

Hasta ahora, hay cadenas que reconocieron que hay demoras en la entrega de los modelos suscriptos en el plan y otros comercios que directamente no pudieron concretar operaciones.

Comentá la nota