Faltan dos años y varios ya se prueban el traje de candidato

Para algunos dirigentes políticos, 2011 está mucho más cerca que para el resto de los mendocinos y por eso ya empezaron a trabajar por la postulación a gobernador.

Algunos lo confiesan sólo a la almohada, otros ya lo demostraron con apariciones públicas por doquier y están los que son mencionados por sus partidarios sin que ellos lo autoricen.

Aunque pasaron sólo dos meses de las últimas elecciones y faltan más de dos para las próximas, ya hay dirigentes de todos los partidos que sueñan con transformarse en los candidatos para la gobernación en 2011.

Como Julio Cobos, Mario Das Neves o Mauricio Macri para las presidenciales, los que sueñan con suplantar a Celso Jaque dentro de dos años ya empezaron las pujas internas para cumplir su meta.

Los cobistas

Los primeros nombres en danza fueron los del cobista Frente Cívico Federal, que se impuso ampliamente al PJ en las elecciones pasadas y empujados por ese triunfo se entusiasmaron con la idea de "recuperar la provincia".

El intendente de Godoy Cruz, Alfredo Cornejo, abandonó el perfil bajo que mantuvo durante la previa electoral y se puso al frente de la campaña de captación de afiliaciones de cobistas con deseos de volver a la UCR. Encabezó actos públicos en los que fue el único orador y a nadie se le escapó su intención de transformarse en el próximo gobernador de Mendoza, un objetivo que ya tenía en 2007.

Un fuerte rival de Cornejo en la interna cobista, Juan Carlos Jaliff, también estaría anotado en la lista de postulantes. El senador electo y ex vicegobernador de Cobos, hoy preside el Confe (el partido que armó Cobos cuando fue expulsado de la UCR) y se niega a volver al radicalismo. Desde esa estructura, también ha tenido protagonismo en los últimos debates provinciales.

Entre "los que quieren ser" también suena el intendente de Tunuyán, Eduardo Giner, quien forma parte de la llamada "Línea Federal" en la interna radical.

Entre tantos hombres, suena una mujer. La diputada nacional y senadora electa Laura Montero es señalada por el entorno de Cobos como la preferida por el Vicepresidente para encabezar la fórmula en 2011. Él quería que fuera la candidata en 2007, pero la estructura partidaria se lo impidió y se quedó con las ganas de imponerla. Ahora, su nombre se menciona especialmente porque a su perfil claramente técnico ha sumado un costado político cada vez más marcado.

Los peronistas

Pese a la crisis partidaria en la que está inmerso el justicialismo y que parece no tener una solución inmediata, hay dirigentes que pretenden ser el candidato en 2011.

El intendente de San Rafael y diputado nacional electo, Omar Félix, hace mucho tiempo que tiene ganas de ser gobernador. Lo admitió en una entrevista que publicó Los Andes durante la campaña electoral.

La derrota del 28 de junio le quitó entusiasmo, aunque tiene un as bajo la manga: el justicialismo ganó sólo en dos departamentos y uno de ellos fue San Rafael. Con críticas a Jaque, en el espacio político que lidera imaginan un escenario en el poskirchnerismo y mantienen diálogo con dirigentes opositores a los Kirchner.

Otro que se anota en esa carrera es el intendente de Las Heras, Rubén Miranda. Tras dos intendencias consecutivas, sostienen que tiene aspiraciones y hasta hay esperanzas de que pueda superar la crisis del PJ cuando asuma como presidente (se presume que será el 17 de octubre). Se diferenció de Jaque hace dos semanas cuando amenazó con renunciar a ese cargo partidario si el Gobernador no hace cambios.

En Casa de Gobierno también mencionan a un hombre de Las Heras como manera de salir a marcar la cancha con un candidato propio del Ejecutivo. Se trata del ministro de Seguridad, Carlos Ciurca, quien ha mantenido un perfil bajo pero ha sabido sortear las dificultades del área. Ya especulan con que tendría que renunciar antes a esa cartera caliente para poder ponerse en campaña.

La gran incógnita es el candidato de los azules, el espacio hegemónico del justicialismo local, que quedó debilitado tras las elecciones locales. Algunas voces le siguen apostando al intendente de Maipú, Adolfo Bermejo, quien sufrió en carne propia la derrota en los comicios porque encabezó la lista de senadores nacionales y logró entrar sólo él.

Antes del 28 de junio de este año, Bermejo era el candidato "natural" para muchos dirigentes. También se menciona el nombre del jefe comunal de San Martín, Jorge Giménez.

En el incipiente "PJ disidente" ya se anotó el diputado provincial Daniel Cassia, pero no se descarta al ex embajador argentino en Chile, Carlos Abihaggle. El primero se separó del bloque oficialista y asegura que ambos tienen conversaciones con emisarios de Eduardo Duhalde, de Carlos Reutemann y de Mauricio Macri.

"Tiene que haber un candidato que integre a todos los sectores", se ilusionan en el peronismo.

Los demócratas

Aunque todos coinciden con que el partido tiene que salvar antes las cuestiones internas, la duda es si Omar De Marchi volverá a candidatearse a la gobernación.

"Primero hay que intentar acercar las posiciones entre los intendentes y el partido, después pensaremos en candidatos", aseguró un legislador provincial.

Es que dentro del PD preocupa la distancia del partido que mantienen los dos intendentes demócratas, Omar Parisi (Luján de Cuyo) y Jorge Difonso (San Carlos) y los acusan de jugar en contra en los comicios pasados.

Comentá la nota