“Falta la voluntad del que tiene la potestad”.

Problemas: el conflicto con los trabajadores judiciales se origina sobre todo por la falta de un incremento salarial, pero en la asamblea de ayer surgieron temas relacionados con la salud laboral. También hay rumores sobre las deficiencias en la Ciudad Judicial cuya entrega formal, para colmo, sigue demorada.
Los trabajadores judiciales siguen en la lucha. Ayer, una nueva asamblea del sector, en el edificio de Tribunales, ratificó la exigencia de un incremento salarial. El secretario general del sindicato que agrupa a los empleados, Guillermo Severio, dijo tras el encuentro que la justicia del pedido es reconocida en diversos ámbitos -incluso entre los propios funcionarios del Poder Judicial- “pero falta la voluntad del que tiene la potestad de dar el aumento”, dijo en referencia al gobernador Oscar Mario Jorge.

La asamblea decidió pasar a un cuarto intermedio hasta el viernes que viene. En el medio, quedará un nuevo encuentro de la Intersindical -que agrupa a otros gremios estatales- que se hará el jueves a las 18:00, en la sede del SIPOS.

“Este es un mes en el que el Gobierno iba a convocar a los gremios para discutir la pauta salarial. Todavía no sabemos nada”, dijo Severio a El Diario. En las últimas horas un dato se sumó al conflicto: Julio Pelizzari, ministro del Superior Tribunal de Justicia, reclamó públicamente que se otorgue un aumento salarial a los empleados, aunque ese incremento no llegue a los magistrados y funcionarios.

En la asamblea -comentó Severio- quedó en evidencia “la preocupación de todos, además de la ansiedad por la nueva escalada impositiva que ha largado la provincia, es impresionante el deterioro de nuestro poder adquisitivo, porque perdimos todas las sumas fijas que nos habíamos negado a recibir justamente por esta razón”.

- ¿Le parecieron oportunas las declaraciones de Pelizzari, los trabajadores coinciden con esa propuesta que hizo pública?

- Si esto sirve para destrabar el conflicto del sector, bienvenido sea. Pero falta de la voluntad de quien tiene la obligación, la potestad de la parte salarial. Aporta algo más a las dudas que podría haber tenido alguien. Nosotros no tenemos dudas, ni nunca tuvimos, porque representamos a los empleados, conocíamos de boca de otros magistrados lo mismo que dijo Pelizzari. Para aquellos que tenían una excusa, a lo mejor esto esclarece un poco.

- A este conflicto se suma en los últimos días otro hecho: se sabe que la Ciudad Judicial no se entregará en el plazo previsto. ¿Qué piensan los trabajadores, cómo los afecta esa cuestión?

- En primer lugar, estamos preocupados porque tenemos rumores de cómo está construida la Ciudad Judicial y los espacios que hay; pero como no nos han invitado formalmente a visitar las instalaciones son sólo rumores... Y la situación preocupa, porque en la actualidad estamos usando inmuebles que no están aptos para oficinas públicas y estamos teniendo problemas, temas relacionados con la salud laboral, porque trabajamos en lugares no habilitados para ser oficinas públicas, sino improvisados, como se hace con todo, y eso va en desmedro de la salud de los trabajadores. Hay desbordes y deplorables condiciones de trabajo. Hay lugares muy críticos: el archivo, las secretarías de ejecución y la secretaría de notificaciones son áreas muy críticas; en las defensorías hay hacinamiento, ya es grave y preocupante la situación.

- ¿A qué hacen referencia esos rumores que dijo sobre el edificio?

- No son muy alentadores. Tenemos entendido que el espacio disponible es inferior al que tenemos en la actualidad. Y otra de las cuestiones es la ubicación de oficinas para empleados, la falta de sanitarios correspondientes y sus condiciones. No hemos podido constatar todo esto, son trascendidos que le hemos hecho saber al STJ.

Comentá la nota