Falta de transparencia en la Legislatura de Jujuy

No se utiliza el tablero electrónico y el conteo de los votos se hace a "ojo de buen cubero", en algunas ocasiones, con gruesos errores. Sí hay recursos para encerrar a los periodistas en un sector alejado de los diputados.
Si hay un objeto en desuso en el recinto de sesiones de la Legislatura, ese es el tablero electrónico que debería utilizarse para contar los votos de los diputados. El aparato está colgado de una pared desde hace muchos años sin brindar ningún servicio, a pesar de las polémicas que con frecuencia se plantean en el recinto por el resultado de las votaciones. Sin ir más lejos, en la sesión del jueves pasado quedó en evidencia que los presidentes no siempre manejan los rudimentos de la Matemáticas y que se puede llegar al extremo de proclamar tres sumatorias distintas en pocos segundos y dar por perdida una votación que en realidad había sido ganada.

En lo que sí se nota interés de invertir es en la construcción de un entrepiso para sacar a los periodistas legislativos del lugar que ocupan actualmente, al fondo del recinto. Obviamente, la intención del presidente Pedro Segura y algunos legisladores es que los trabajadores de prensa estén lo más alejados posibles de las incidencias de la sesión, la que tendrán que seguir desde una suerte de pequeño box, empotrado en el lateral derecho de la sala, y desde donde corroborar cómo se vota será una tarea todavía más difícil de lo que resulta hoy.

El tablero electrónico, arriba, no se usa.

El tablero electrónico, colgado.

En el nuevo escenario político de la Cámara a partir del 10 de diciembre, donde la oposición tendrá mayoría por escaso margen sobre el bloque oficialista, el voto de un diputado podría definir las determinaciones del cuerpo. Eso, más la carencia del tablero electrónico y las dificultades que se le impondrán a la prensa para constatar los resultados de las votaciones, no hablan del interés por cuidar la salud de la raquítica y enfermiza Democracia en Jujuy, lo que debería ser un sagrado deber para quienes gobiernan.

Comentá la nota