Por falta de recursos, los partidos no militan la reforma constitucional.

Aunque todos van por el sí no hacen mucho más que defenderlo de boca en boca. Le endilgan al Estado la tarea de la difusión.
Por el momento la reforma del artículo 198 de la Constitución provincial, que pone un tope a la reelección de los intendentes, parece tener sólo adherentes al SI,pero a la hora de realizar acciones concretas aparecen los inconvenientes y la poca predisposición.

Mientras los principales referentes de los partidos opositores apuntan al gobierno como el "responsable absoluto" de llevar adelante una campaña de difusión masiva para que la ciudadanía tome conocimiento de qué tiene que votar, desde el Frente Cívico Federal y el PD solamente se limitan a transmitirlo boca a boca y se escudan detrás de los escasos fondos para no ampliar el radio de acción.

En tanto desde el Estado provincial consideran que aún hay tiempo para informar a la ciudadanía y recién el fin de semana estarían comenzando con las tareas de promoción.

"Si hay campaña del Estado es muy fácil y sencillo resolver el tema. Acá no se da un debate entre gente a favor y en contra. Solamente tienen que promocionar lo que ocurrirá si se vota por el No, los intendentes pueden estar 100 años en las comunas. Lo que ocurre al elegir el Sí, se van a poder reelegir sólo una vez", señaló Juan Carlos Jaliff presidente de Confe.

En total coincidencia opinó Omar De Marchi,para quien "ni siquiera es el PJ el que debe hacer la campaña. Es responsabilidad absoluta del Estado dar a conocer el tema. Tienen recursos para hacerlo, pero no sacaron ni un avisito en el diario" destacó el candidato a diputado nacional.

Ahora bien, todos aseguran que militarán el Sí y muestran un convencimiento absoluto de la necesidad de la "alternancia en el poder". Aunque por el momento las acciones son escasas o nulas. Por un lado, el Gobierno espera a las últimas dos semanas para el lanzamiento de una campaña masiva. Recién el viernes aparecería el primer aviso publicitario.

Por el lado de la oposición se escudan detrás de la obligación que tiene el Estado y se limitan a transmitir la necesidad de la reforma del artículo 198 a los actos y las caminatas. Es decir el boca a boca. Dejaron en claro que otro tipo de publicidad como avisos en los medios de comunicación sería muy difícil, ante la escasez de recursos económicos.

"Somos el partido con menos recursos", se lamentó Omar de Marchi.

La versión de fue aún más contundente: "No tenemos recursos suficientes para la campaña de los candidatos, menos vamos a tener para promocionar la reforma constitucional".

Desde el ámbito oficial, Mario Adaro, ministro de Gobierno, confirmó que se tomarán los últimos 15 días para promocionar la reforma y desechó los comentarios que apuntan al Gobierno como promotor del desconocimiento generalizado.

"Está claro que vamos a trabajar por la reforma y lo estamos haciendo". Justificó el tiempo de espera en que "hay una invasión" de publicidad política y no quieren que se mezclen los conceptos, explicó Adaro.

En este sentido, el Ministro de Gobierno aclaró que "como esta campaña no va a tener veda, podremos estar hasta último momento dando a conocer de qué se trata votar por el Sí o el No".

Desde el área de prensa oficial ponen como fecha límite el fin de semana que viene para el lanzamiento. "El viernes ya vamos a estar con fuerza en todos los medios explicando qué se vota", prometen.

Comentá la nota