La falta de presupuesto sólo permitió 25 escuelas en ejecución

Existen otros 33 proyectos en danza en la provincia, de los cuales 20 se encuentran en proceso de elaboración. Aunque estos últimos no tienen asignado todavía ningún tipo de financiamiento.
La escasez de edificios escolares en Mendoza, ante el crecimiento de la matrícula estudiantil, es una falta reconocida por las diferentes gestiones gubernamentales. Pero la actual crisis económica no permite vislumbrar un mejor panorama para este año, ya que debió frenarse la obra pública frente a los pocos recursos financieros. Sólo hay 54 proyectos en ejecución, de los cuales 25 corresponden a nuevos establecimientos, cuatro a salitas de Nivel Inicial y los demás a reparaciones, remodelaciones, colocación de servicios básicos (gas) o incorporación de aulas de informática. Todos estos trabajos demandarán un monto de $94,3 millones.

En ese contexto, los departamentos más beneficiados con construcciones son Tupungato y San Martín (con siete cada uno), gobernados por intendentes justicialistas: Joaquín Rodríguez y Jorge Giménez respectivamente. En la lista les siguen los municipios de Capital (con seis), y Maipú, Malargüe y Las Heras (con cinco cada uno). Sólo el primero es comandado por un radical, Víctor Fayad, aunque con buenos lazos con el oficialismo.

En el 2009, los únicos municipios que se quedan afuera del reparto son La Paz y Godoy Cruz, en manos de caciques opositores: Gustavo Pinto y Alfredo Cornejo. Para el director general de Escuelas, Carlos López Puelles, se necesitan por lo menos 150 establecimientos para afrontar el incremento de alumnos en todos los niveles educativos.

Sin embargo, las cuentas públicas reflejan una realidad muy diferente en la provincia, y más si se tienen en cuenta los expedientes en proceso de licitación o adjudicación, según los últimos datos de la Dirección de Construcción y Ampliación de la Subsecretaría de Infraestructura Educativa. En conjunto suman 77 emprendimientos: en el primer caso, 33 con una inversión de casi $31 millones, y en el segundo, 40, para los cuales el gobierno de Jaque destinará $60,5 millones, de acuerdo con lo presupuestado a julio pasado.

Al analizar las fuentes de financiamiento, incluyendo las obras en marcha, se advierte que la Provincia afrontará 84 de las propuestas edilicias, 35 la Nación y el resto a través del Fondo Fiduciario.

Las construcciones y refacciones se reparten entre un puñado de empresas que recibirán fondos tanto de la Provincia como de la Nación.

Ahora sólo es necesario que lleguen los recursos suficientes como para arrancar con cada una de las tareas.

Comentá la nota