FALTA DE POLÍTICAS SANITARIAS PARA EL INTERIOR PROVINCIAL

Parajes de Tinogasta, olvidados por el Ministerio de Salud

"En lo que va del año no vi jamás la visita de un médico, ni de un agente sanitario, ni de nadie que se preocupe", aseguró Gabriela De Santis, docente de El Durazno, distante a cuatro horas (a lomo de mula) de la ciudad de Tinogasta.

Días atrás, debió trasladar -en su vehículo- a un paciente de gravedad. La ambulancia del hospital, sin combustible.

En diálogo con FM Acuario de Tinogasta y en dúplex con Radio Ancasti, una docente relató la situación en la que tuvo que trasladar, en su vehículo particular y hasta la ciudad de Tinogasta, a una persona con enfermedades respiratorias.

De esta forma dejó al descubierto la desidia de las autoridades sanitarias provinciales, quienes descuidan a pobladores alejados de la Capital.

El hecho sucedió el pasado viernes, cerca de las 6 de la mañana cuando a Gabriela De Santis se le informó de una persona, ubicada en el paraje La Aguadita, que tenía su salud delicada. Según comentó, la docente se comunicó a través de la radio policial con la ciudad de Tinogasta para solicitar que llegue una ambulancia hasta un paraje cercano. Aseguró que los minutos pasaron y la ambulancia no llegó desde Tinogasta; y que desde El Durazno hasta La Aguadita hay una hora y media de viaje a lomo de mula.

Increíblemente, le informaron que la ambulancia no podía llegar por falta de combustible.

"Los caminos son difíciles y la persona no iba a llegaba hasta el lugar a lomo de mula, por sus problemas respiratorios", agregó. "Dijeron que la ambulancia sólo podía llegar hasta (el paraje) Peña Colorada; el enfermo presentaba fiebre alta y un estado respiratorio delicado", prosiguió la educadora.

Ante la situación, De Santis dispuso su vehículo particular para trasladar a la persona. "Trasladé a la persona hacia el hospital de Tinogasta y la atendió el médico de guardia. Me dijo que estaba con un problema respiratorio agudo. Gracias a dios, pude llegar a tiempo y las cosas no pasaron a mayores. En ningún momento llegó la ambulancia, no tuve ayuda de nadie, solamente me hice cargo de esa persona", aseguró.

Finalmente, la docente reiteró sus críticas al sistema sanitario provincial y reclamó la presencia de médicos en esas zonas lejanas de la provincia.

"En lo que va del año, que estoy trabajando allá, no vi jamás la visita de un médico, ni vi jamás a un agente sanitario, no vi a nadie que se preocupe por el lugar. Es un lugar difícil en todo sentido, porque tenemos comunicaciones; es muy difícil estar allí", comentó. "Tenemos niños enfermos y nadie nos escucha, todos hace oídos sordos. Desde la parte de salud, nunca apareció un médico", cuestionó.

Comentá la nota