Por falta de pago, EDECAT le cortó la luz a Belén

El servicio se normalizó cuando el intendente Ríos se comprometió a firmar un plan de pago.
La empresa distribuidora EDECAT le cortó el suministro de energía a la Municipalidad de Belén porque el intendente Daniel Ríos no había demostrado voluntad para pagar la deuda. El municipio adeuda $ 221. 670

Por el alto nivel de morosidad la empresa había comenzado con la restricción del servicio a los municipios deudores. El primero de la lista fue Andalgalá.

Según un informe publicado por este medio, son 27 las comunas que ingresaron en situación de mora. Acumulan una deuda de $ 3, 5 millones de pesos.

El municipio que conduce Daniel Ríos (FCS) es uno de los que no había mostrado intención de pagar. Por ello, el jueves último se le cortó el suministro a los dos mataderos municipales, al Anfiteatro, al centro artesanal, museo mineralógico y al vivero municipal. Frente a la medida extrema, el jefe comunal se comunicó con directivos de la empresa y se comprometió a viajar el lunes para consensuar un plan de pago.

Ante el compromiso, el jueves por la tarde se restableció el servicio en los dos mataderos y ayer a las demás oficinas. La intención de la distribuidora es continuar con las sanciones a los otros municipios que no demuestren voluntad de pago .

Andalgalá fue el primer municipio castigado cuando a finales de octubre se cortó la luz a la Terminal de Ómnibus, una obra emblemática de la gestión de José Perea. El servicio se reestableció al poco tiempo bajo la promesa de las autoridades comunales de negociar un plan de pago.

En crisis

Con un déficit reconocido en $ 120 .000, la empresa busca ahora la forma de recaudar para aliviar la critica situación financiera. Además, la distribuidora mantiene una deuda de $ 27 millones con la mayorista energética CAMMESA. El gobernador Eduardo Brizuela del Moral anticipó que el Estado le otorgará una asistencia financiera -a través de un préstamo- para evitar que la compañía inicie la restricción de la provisión.

Además, para evitar un nuevo colapso en los servicios la intención del Gobierno provincial es finalizar con cuatro obras claves que permitirían pasar el verano. En la Legislatura ya ingresó un proyecto que propone declarar la emergencia energética e hídrica hasta 2015.

Comentá la nota