Falta de memoria, creacion de cargos politicos y luchas personalistas

"La razón es la propiedad mejor repartida entre los hombres, pues ninguno reclama más cantidad de ella, porque todos creen tener la suficiente"
Frente a las columnas de opinión publicadas en los medios periodísticos por el PRO de Carús Conducción, y el PRO de Conti-Bevaqua con motivo de los sucesos acaecidos en la celebración de las sesión preparatoria y designación de autoridades en el recinto del Concejo Deliberante del partido de Azul, como concejales del Frente Justicialista por la Victoria reafirmamos nuestro compromiso con las instituciones de la democracia, la voluntad popular y el respeto por las mayorías y las minorías.

En primer lugar, es oportuno refrescar la memoria de algunos concejales que por ignorancia, olvido o interés desconocen los antecedentes ocurridos desde la vuelta de la democracia a la fecha. Desde el año 1983 al año 2009 se realizaron 14 designaciones de Presidentes del Concejo Deliberante del Partido de Azul, de las cuales, en 10 oportunidades recayó la designación de Presidente de Cuerpo en el bloque político que representaba la primera minoría.

Tal situación, no es ni mas ni menos, que la postura sostenida por nuestro bloque con el fin de respetar lo que históricamente ha sido una generalidad, una tradición parlamentaria y un signo de madurez democrática y de absoluto respeto a la voluntad popular. En donde la constitución de las cámaras legislativas son el producto de la renovación parcial de los cuerpos legislativos tal cual lo establece nuestra Constitución Nacional y Provincial.

Al mismo tiempo, esta línea de razonamiento se siguió en las Cámaras Provinciales y en el Congreso de la Nación, postura, por otra parte que fue compartida y revindicada por el PRO y la UCR a nivel provincial y nacional.

En este estado de situación en necesario comprender que la conformación del concejo no cambia cualquiera sea quién haya sido elegido para presidir el mismo, en donde el rol de oficialismo y oposición está bien demarcado y estará en cada legislador comunal y en cada bloque, saber ejercer su misión con eficiencia y responsabilidad.

Pretender confundir a los habitantes del partido de Azul con discursos altisonantes y sin contenido, utilizando conceptos descalificativos con una ligereza temible, nos enfrenta a la importante tarea de profundizar los debates de ideas sobre una base programática que permita conciliar posiciones históricas, filosóficas, ideológicas y humanas, sin caer en un aglomerado de individualidades al acecho, en donde todo de lo mismo con tal de conseguir un ínfimo espacio de poder.

Proponiendo, tal cuál se pretendió de parte de bancadas "ultraminoritarias" (PRO y unibloques) crear nuevas estructuras políticas rentadas dentro del ámbito del concejo deliberante para sostener un armado opositor de "circunstancia" dentro del recinto.

El desatino de la propuesta exime de mayores comentarios y revela el ego de ciertos actores, consolidando con sus prácticas, un accionar político obsoleto y repetitivo, ello, a pesar de haber cumplido anteriormente mandato de concejales y haber experimentado, en carne propia, que el ejercicio de la oposición por la oposición misma es una practica rehusada por nuestra sociedad.

En tal sentido, cuesta vislumbrar un comportamiento coherente en la actitud asumida por el PRO en sus dos variantes, cuyos movimientos fueron producto de ansias de protagonismo desmedido y de instalar candidaturas –decididamente a destiempo- ignorando que la población pretende una oposición responsable a fin de lograr por un lado, consensos básicos que permitan realizar políticas publicas que incluyan y mejoren la calidad de vida de nuestros vecinos, y por el otro, marcar y denunciar lo que se hace mal para revertirlas sobre la base de propuestas y proyectos.

La ausencia de pertenencia a los partidos políticos, de compromiso con las ideas, de amnesia ideológica, y en algunos casos, hasta de ignorancia histórica, redunda negativamente en la posibilidad de avanzar en consensos necesarios que permitan, cualquiera fuere el partido político que gobierne, plasmar acciones que mejoren la calidad de vida de nuestros vecinos.

Los concejales del Frente Justicialista por la Victoria, juntamente con el Partido Justicialista, hemos comenzado un proceso de integración y de apertura, con militantes, dirigentes, ex-dirigentes y vecinos en general, con la finalidad de aportar y construir al mejoramiento de las instituciones de nuestra comunidad, en la creencia que los proyectos colectivos son la herramienta de transformación de las sociedades y; fundamentalmente, el instrumento para acotar a su mínima expresión los proyectos personalistas que "enturbian" los procesos democráticos, fomentan la "deslealtad" política y dificultan la búsqueda y el hallazgo de consensos amplios y transparentes.

Comentá la nota