Falta de infraestructura "No nos dan respuesta desde hace tiempo"

Palabras contundentes del presidente de la Sociedad de Fomento de Juana María, ante los frecuentes reclamos que se han realizado en el municipio. Las principales problemáticas que afronta el barrio son la falta de cloacas, un problema sin solución desde hace ya muchos años, y en estos momentos la escasez de agua potable en la zona.
Ya es desconcertante ver en gran parte de la ciudad la falta de obras cloacales. Según estimaciones sólo un 40% de los barrios de la localidad, poseen estas obras pluviales de gran importancia, para mejorar la calidad de vida de los habitantes de Zárate.

A esto se hace referencia, porque nuevamente en una recorrida del Diario EL DEBATE por la ciudad, se pudo corroborar este inconveniente, como en otras oportunidades.

Esta vez el barrio que también posee esta problemática, es Juana María, por este motivo el presidente de la Sociedad de Fomento, Juan De Filippis, nos informó acerca de la falta de estas obras, y de otros inconvenientes en el lugar.

La principal necesidad

"No hay una obra grande para solucionar el tema de las cloacas. Tampoco contamos con eso".

"Ni siquiera ni por asomo dicen que van a hacer una obra de ese tipo. Por momentos se reclamaban, pero dicen que ya no hay donde enganchar las cloacas. Por ejemplo en Barrio Mitre, hay cloacas, pero no sirven de nada porque cuando llueve o algo se llena de agua todo igual", nos confeso.

En tanto, resaltó la falta de respuestas del municipio para con sus reclamos.

"No nos dan respuesta desde hace tiempo, más allá de aquella vez que las realizaría cooperativa, cuando en su momento el Gobierno de Oscar Morano la había privatizado. Pero después ni por asomo aparecieron y nos dieron respuestas.

Necesitaríamos una buena obra de cloacas, que es una cosa mucho más importante. Si bien las dos cosas corren paralelas, lo más importante es que tengas cloacas, porque hoy en día tenemos las cunetas que están rebalsadas. Hay gente que por ahí no le llega el tanque atmosférico, o no lo puede pagar, y vuelca en la cuneta lo que es el agua de los baños.

Eso lo notas en verano, en invierno a lo mejor no tanto, pero en verano caminando te das cuenta de que es así", manifestó indignado.

Escasez de agua potable

Por otro lado, De Filippis nos indicó que esta problemática no es la única preocupación de los vecinos.

"Otro problema que estamos teniendo es la falta de agua potable, la mayoría de las veces nos está faltando el agua. No se que solución tendrán que darle, pero antes no teníamos este problema y ahora sí. El domingo por ejemplo, estuvimos todo el día sin agua, y a veces los tanques se quedan sin agua porque no hay fuerza".

"Por lo que he escuchado, fui a la municipalidad a hacer el reclamo a la Mesa del Vecino, y la respuesta que me dan es que falta poner otra bomba, pero que no hay plata, que no se recauda. Lo que pasa es que el vecino por ejemplo, el que paga quiere tener las cosas en condiciones".

"Nosotros no tenemos la culpa de que algunos ciudadanos no paguen, que busquen la forma de que se pueda cobrar para seguir haciendo las obras, para que aga-rramos una cosa si no la vamos a mejorar", hizo referencia por la falta de cumplimiento de algunos vecinos, pero sostuvo que esto no debe ser un impedimento para llevar las obras adelante.

Desinterés de la gente

Por último, el presidente de la sociedad de fomento indicó que la falta de colaboración de la gente, se debe a la falta de obras que hay en la zona.

"Nosotros somos un puente entre lo que es la gente y el municipio, o sea, la sociedad de fomento no puede realizar obras porque no tiene los medios. Podemos reclamar las inquietudes de la gente y lo que vemos, porque vivimos en el barrio, y a veces nuestros reclamos no son satisfechos".

"Hay cien socios, pero cuando uno va a cobrar una cuota que es de dos pesos, hacemos una recaudación de 30 ó 40 pesos".

Nosotros llegamos en el año 1983 a tener 400 socios, y ahora hay más de 500 familias acá en el barrio y la participación es muy poca. Si le empiezan a dar a la institución la importancia que se le daba antes, de decir vamos, pedimos, gestionamos, y, por lo menos que nos dan la satisfacción de las cosas que pedimos, y que los reclamos no sean en vano", finalizó.

Comentá la nota