Falta de fondos complica a la Justicia

Los problemas del poder jurisdiccional: mora, necesidad de nuevas fiscalías, juzgados y tribunales; jueces sobrecargados de trabajo, lentitud en los procesos. En los últimos años le retuvieron 172 millones de pesos y tiene un déficit de 300 empleados.
Por Fabián Vega

de la Redacción de "epoca"

El incumpliento de la Autarquía financiera judicial pone en aprietos a la administración de Justicia. En diciembre de 2004 la Legislatura provincial aprobó la Ley 5.655 por la que se crearon 46 nuevas dependencias judiciales, que deberían estar listas para el 2010. El objetivo es atender los problemas de la mora judicial, y la sobrecarga laboral que tienen algunos magistrados que atienden dos o más juzgados. Pasaron cinco años y sólo están funcionando 20 de esas nuevas dependencias.

En 2006 se aprobó otra ley que crea 12 fiscalías rurales. Hasta ahora ninguna está en funcionamiento. Este año el Poder Judicial estaba obligado por la Ley Nº 5846 a crear el Fuero en lo Contencioso Administrativo y Electoral, que tenía como fecha 1 de junio. Tampoco está funcionando.

El principal factor es la falta de presupuesto. La Justicia elevó un presupuesto de 278 millones de pesos para el 2009. Luego redujo ese presupuesto a 258 millones por el marco de crisis, pero el Ejecutivo sólo le asignó 230 millones.

En el 2008 el Superior Tribunal de Justicia (STJ) proyectó gastos por 213 millones de pesos, pero recibió nada más que 171 millones. Durante el 2007 la Justicia recibió del Ministerio de Hacienda 138 millones de pesos; de los 168 millones que necesitaba.

Según un informe del Sindicato de Trabajadores del Poder Judicial (SITRAJ), en los últimos años al Poder Judicial le retuvieron unos 172 millones de pesos. El Ejecutivo no respetó el 6,27 por ciento del presupuesto provincial a que está obligado por la Ley de Autarquía Financiera - Nº 4.420-, y el Artículo 192 de la Constitución de la Provincia. "La Justicia siempre fue la cenicienta de los tres poderes. No la respetan", dijo a "época" el secretario general del SITRAJ, Juan Carlos González.

"Estas reducciones presupuestarias hacen que no se puedan crear nuevos tribunales, juzgados, fiscalías y fundamentalmente cubrir una vacante de 300 personas que hoy tiene la Justicia", agregó González.

"Estos últimos años nos dedicamos a administrar crisis. Sólo tenemos la posibilidad de pagar sueldos. Cómo puede ser que la Capital, con 550 mil habitantes, tenga solamente dos defensores de pobres y dos juzgados de menores con todos los problemas que hay", dijo a "época" una alta fuente del Ministerio Público Fiscal.

El no respeto a la Autarquía Financiera del Poder Judicial les genera mucho malestar a los ministros del STJ. Muchos jueces y fiscales están sobrecargados de trabajos por cubrir el trabajo de dos o más juzgados que están vacantes.

En estas condiciones económicas el Poder Judicial no puede planificar, designar ni hacer inversiones. "La independencia económica del Poder Judicial no puede estar sujeta a la buena o mala predisposición del Poder Ejecutivo", dijo una vez a este periodista el fallecido presidente del STJ Eduardo Farizano.

Buenos argumentos tenía Farizano para hacer esta afirmación. Diariamente la sociedad exige "más y mejor" justicia, pero en estas condiciones difícilmente eso se pueda dar.

"Un año muy difícil con un daño irreparable"

"Termina un año complicado, muy difícil. Un año muy desgraciado por la pérdida de nuestro colega Eduardo Farizano que nos dejó desguarnecido", dijo a "época" Carlos Rubín que fue electo presidente del Superior Tribunal de Justicia (STJ), en la acordada extraordinaria Nº 7 del 2 de diciembre.Al igual que su antecesor, Eduardo Farizano, cree que durante el 2009 "el Poder Judicial hizo todo lo que estuvo a su alcance", dentro de sus posibilidades económicas. "Tenemos muchas necesidades pero vamos a hacer un esfuerzo y vamos a pagar el sueldo y el aguinaldo en diciembre", respondió.

El 2010 "vamos a seguir creando nuevos juzgados y tribunales. La mejora debe ser constante, porque la sociedad demanda un mejor servicio de Justicia", comentó Rubín.

El nuevo presidente del STJ adelantó que para el 2010 la Justicia va a tener un presupuesto cercano a los 312 millones de pesos.

Una deuda de este año es la creación del Fuero en lo Contencioso Administrativo y Electoral. A principios del 2010 el STJ lo instrumentará con una planificación alternativa. "No es la ideal, pero es lo que podemos hacer", señaló Rubín. Le asignarán la competencia a un juzgado por cada circunscripción. En Capital se va a crear uno de los dos juzgados, y la Cámara de Apelaciones. "Es lo que podemos a hacer porque el Gobierno no nos dio un peso de más para crear el Fuero", indicó. "Es lo que podemos hacer con lo que nos dieron. Estamos así porque no respetan lo que necesitamos" dijo en referencia al incumplimiento de la Autarquía Financiera. Rubín cree que la relación con los demás Poderes "no fue la ideal" durante el 2009. Tiene la esperanza de que el Gobierno que se inicia "comprenda cabalmente las necesidades, no del Poder Judicial, si no de la demanda que la sociedad hace de la Justicia‘.

Comentá la nota