La falta de control en el coto de caza recae en Ambiente

Senasa confirmó que "Las Beatas" estaba autorizado para la introducción de ciervos y búfalos.
El ingreso de especies exóticas al coto de caza "Las Beatas" continúa en el misterio y hasta ahora todos los indicios marcan una ausencia de control por parte de la Subsecretaría del Ambiente a cargo de Nora Martínez. Desde la delegación local del Senasa aseguraron ayer que nunca advirtieron alguna irregularidad vinculada a la introducción de ejemplares prohibidos para la caza. Confirmaron que el establecimiento había estado autorizado para la cría de ciervos y búfalos. Hace un año que está suspendido el ingreso de ejemplares.

Como informó este medio el coto de caza privado "Las Beatas", de la empresa "Catamarca Hunting Service S.A.", fue clausurado preventivamente por 30 días por la Subsecretaría del Ambiente, luego de acreditarse actividades que violan la Ley 4.855, de Protección de la Fauna Silvestre". Según la resolución de Ambiente, el lugar se constató la presencia de trofeos de caza de aves silvestres protegidas, de búfalos africanos, ciervos Axis (también de África), carneros salvajes y otras especies, algunas autóctonas y otras originarias de Europa.

La subsecretaria del área, Nora Martínez, confirmó que el establecimiento había iniciado un pedido de habilitación hace dos años, y hasta ahora no se lo habían otorgado. Por ello, "Las Beatas" habría comenzado a operar sin marco regulatorio. Ayer, el doctor Jorge Delgado, jefe de la oficina de Senasa, confirmó que los ciervos y búfalos que ingresaron hasta el coto de caza de Las Beatas fue con la documentación exigida.

Delgado explicó que de acuerdo con la normativa vigente, Senasa es el organismo que autoriza el movimiento de hacienda en el país. También realiza la autorización de traslados cuando provienen de un establecimiento inscripto en el Senasa hacia otro que también debe estar inscripto.

Animales

En este sentido comentó que el organismo autorizó el ingresó sólo "de ciervos y búfalos" a Las Beatas y también a otros establecimientos que se dedican a la cría en la provincia y que serían cinco. El veterinario agregó que los ejemplares provienen de establecimientos habilitados. " No son movimientos irregulares, circulan con la documentación sanitaria", explicó.

"No nos consta que existan otro tipo de animales. Nosotros hemos inscripto ese establecimiento para la cría de ciervos y bufálo. Por lo tanto, pueden perfectamente transportar, comprar, vender ciervos sin ningún tipo de problemas",agregó.

Desde Senasa se aclaró que el organismo no tiene responsabilidad por otros ejemplares locales o extranjeros que hubieran ingresado a Las Beatas y que fueron encontrados durante la clausura. Y ratificó que se trata de una competencia de la Subsecretaría del Ambiente.

De igual modo, Delgado no creyó en la posibilidad de un transporte ilegal de otros ejemplares hasta Catamarca. El organismo tiene convenio con Gendarmería Nacional y Policía de la Provincia que se responsabilizan por los controles.

De igual modo confirmó que desde hace un año no se permitió el ingreso de estos animales que son destinados a la caza por un pedido de la Subsecretaría del Ambiente hasta resolver la problemática de la habilitación.

Hace pocos días Catamarca Hunting Service había iniciado un trámite en el organismo para la comercialización de los subproductos del ciervo. Hasta ahora no fue autorizado.

Comentá la nota