Por falta de aviones, Lade no volará a Pico

La expectativa para recibir en el aeropuerto local un viaje semanal para unir la ciudad con Buenos Aires parece por ahora clausurada.
Se argumenta el cambio del escenario económico, pero también la falta de aviones.

Una alta fuente de la empresa Líneas Aéreas del Estado (LADE) afirmó ayer que el proyecto de unir a la Capital Federal con General Pico "no se concretará" y se asegura que la idea ha quedado archivada. "Sí hemos incorporados más vuelos hacia el sur del país, pero por ahora no hay nada relacionado con La Pampa", dijo la fuente.

La posibilidad de que el aeropuerto piquense vuelva a recibir aviones de pasajeros asomó con fuerza hacia el primer trimestre del año, cuando se especulaba con una frecuencia semanal y una tarifa del pasaje subsidiada para competir con las líneas de colectivos.

La propuesta contemplaba la utilización de aviones Fokker F 27, con 42 plazas, naves que son usadas de manera habitual por la compañía aérea. En la iniciativa se había establecido como posible día de los vuelos el miércoles, con un horario de partida fijado a las 10.30. El trayecto previsto era el aeropuerto de Paraná (Entre Ríos), Río Cuarto (Córdoba), General Pico y Aeroparque, con un horario de regreso fijado a las 18.30.

En aquel momento se aseguró que LADE había aprobado la idea, que sería "experimental, por dos meses", para analizar que cantidad de pasajeros se habituaban a realizar el viaje a Buenos Aires en avión.

Para hacer más atractiva la propuesta se había pensando en poner en a disposición una "tarifa será subsidiada en un 40 ó 50 por ciento", para poder competir con el costo de los servicios que brindan las diferentes líneas de colectivos.

En la actualidad, desde la Terminal de Omnibus de General Pico parten hacia Buenos Aires diez servicios diarios, a través de cinco empresas distintas. El monto de los pasajes va desde los 120 pesos en adelante, en función de las comodidades que ofrece cada compañía para hacer el trayecto más confortable.

Por los despachos.

Las gestiones para que en la pista del aeropuerto local se posen de nuevo aviones que unieran a General Pico con Capital Federal se iniciaron hace tiempo. Funcionarios provinciales, nacionales y legisladores visitaron despachos oficiales para tratar de tener éxito en la iniciativa.

Cuando la idea parecía despegar nuevas situaciones congelaron la propuesta. Una de las razones que se adujo era la dificultad para adquirir nuevos aviones, cuestión que no fue confirmada por LADE. En el análisis no se soslayaba que competir con las líneas de colectivos era "difícil" por precio y cantidad de servicios. Además, el cambio de escenario económico también ayudó a frenar la iniciativa.

Un dato que refleja el comportamiento de los usuarios es la merma de pasajeros hacia Capital Federal. En una consulta realizada ayer por LA ARENA a las cinco empresas de colectivos que viajan hacia Buenos Aires hubo coincidencia sobre el descenso de la cantidad de viajeros.

De acuerdo a un relevamiento, casi la mitad de los 60 aeropuertos comerciales que existen en la Argentina -entre ellos el de General Pico- están con actividad casi nula debido a que para las líneas aéreas esos destinos no son rentables. Se trata de 27 terminales instaladas a lo largo y lo ancho del país, de las cuales 36 fueron concesionadas. Según datos del mercado aerocomercial, en el país sólo dos aeropuertos dan ganancia: Ezeiza y el aeroparque Jorge Newbery, por su cantidad de vuelos diarios. En cambio, los más concurridos del interior apenas reciben cuatro o cinco vuelos diarios. La mayoría de las capitales provinciales sólo pueden retener, a duras penas, un avión por día. Y las frecuencias entre ciudades del interior prácticamente no existen.

Comentá la nota