Un "falso memo" que causó alarma en medio de la pelea por las AFJP

Circuló entre empresarios en la semana. Ya lo investiga la Justicia.Por: Pablo Abiad
El Gobierno quiere instaurar un nuevo corralito y confiscar el dinero depositado en cajas de seguridad? Esos eran los pilares de un supuesto Plan de Financiamiento de Emergencia descripto en un memo con membrete del Ministerio de Economía que circula desde hace unas semanas entre políticos y empresarios. Arriba lleva un sello de "reservado"; abajo, la firma de un funcionario de la Secretaría de Finanzas. Y estaba destinado, según se desprende de sus términos, a acompañar el proyecto oficial de estatización de fondos previsionales. Pero es todo falso: alguien lo compuso con malicia y lo echó a rodar.

Por iniciativa del Ministerio de Economía, un juez federal investiga desde ayer si esta maniobra constituyó el delito de intimidación pública. Fuentes judiciales informaron a Clarín que la Policía Federal está haciendo tareas de inteligencia alrededor de un primer dato firme: al menos una de las copias que circularon vía e-mail partió de una empresa de computación del barrio de San Telmo.

El memo consiste en una serie de recomendaciones que el jefe de asesores de la Secretaría de Finanzas, Roberto Bonnet, le eleva a su secretario, Hernán Lorenzino. Por las formas y el tono, el escrito podría parecer verosímil; de hecho, algunos medios digitales lo publicaron así como lo recibieron. Sin embargo, además de detallar un programa inexistente, el papel contiene números inflados.

Sobre la pieza se dijo, de un lado, que era la prueba de que el kirchnerismo "va por todo". "No van a reparar en límites para hacer caja", agitó esta semana -memo en mano- un diputado opositor. Desde el kirchnerismo, enarbolan las dos carillas apócrifas como prueba de un complot de los mercados en contra de la gestión de Cristina Fernández; sin mayores elementos, apuntan contra los bancos.

La subsecretaria legal de Economía, Alejandra Tadei, lo llevó el lunes a Tribunales con el patrocinio del abogado Alejandro Rúa. "Esto no tiene otro destino que generar alarma en la población", denunciaron. La causa cayó en el juzgado número 2, que subroga el juez Marcelo Martínez de Giorgi, y el fiscal Jorge Di Lello decidió impulsar la acción. Para los abogados de Hacienda, también pudieron haberse cometido los delitos de falsificación de documentos públicos y/o de sellos oficiales. El autor de esta obra accedió, como mínimo, a las hojas que se usan en el ministerio, con el Escudo Nacional y la inscripción "2008-Año de Enseñanza de las Ciencias". El sello de "reservado" y la firma de Bonnet pudieron haber sido copiados de cualquier expediente administrativo, escaneados y pegados electrónicamente sobre las consideraciones del falso Plan.

La idea pretendida era "obtener un financiamiento adicional cercano a los $ 400.000.000.000", una cantidad de dinero por demás innecesaria para los compromisos que el Estado Nacional tiene en agenda. Acerca de la eventual "captación de los fondos en efectivo en cajas de seguridad", se afirma que la medida resultaría "compleja", pero que la asesoría jurídica del ministerio "constituye factible la apertura de estas cajas mediante orden judicial con posterior aplicación de la Ley Penal Tributaria".

La aparición del memo fue en simultáneo, también, con un inusual monitoreo dispuesto por la Secretaría de Comercio, el Banco Central y la AFIP sobre la plaza cambiaria. Es decir que el invento no fue en el aire, sino apoyado en algunos de los temores que despiertan ciertas políticas oficiales.

De hecho, el pretendido nuevo corralito se funda "en numerosos antecedentes", como fallos de la Corte Suprema. De todos modos, se aclara que "habrá que considerar compensación suficiente", como "la colocación de títulos de deuda a plazo en canje por el efectivo captado".

El Palacio de Hacienda tuvo noticias de la existencia del falso memo porque algunos periodistas trataron de confirmar su veracidad. Los voceros del ministerio lo tacharon de "trucho", pero evitaron descalificarlo oficialmente para restarle importancia al hecho.

Comentá la nota