Falso dilema judicial

No podemos negar que todo nuestro andamiaje judicial es endeble, por su dependencia del poder político claro; eso convierte en insensato esperar "algo" del dilema que embarga a la fiscal en turno Miriam López tras ser notificada del hallazgo en incendio de unos expedientes semiquemados, que tendrían vinculación con la causa judicial en la que se investiga la gestión del ex subsecretario de Desarrollo Social castillista, Víctor Brandán.
Si se considera que en el desjerarquizado sistema republicano de nuestra provincia hay jueces que son juzgados por el sentido de sus fallos y que hay fallos directamente corruptos que le valen promociones a quienes los firman; que hay jueces que son separados de sus cargos si no cumplen la doctrina del FCS y que entre los propios magistrados hay persecuciones y amiguismos; y un sin fin de irregularidades mas, todo correctamente avalado y protocolizado por el Colegio de Abogados, no parece conveniente ilusionarse con las definiciones a las que arribe la fiscal López.

Si se considera también que durante los 18 años sucesivos de gobierno del Frente Cívico hubo cientos de hechos delictivos en que los delincuentes no buscaban mas que apoderarse de discos duros de computadoras de áreas contables o incendios que borraban todas las huellas de tramites sospechados, entre los mas recordados figuran varias intendencias que oportunamente otorgaron certificados laborales truchos a miles de jubilados de pantalones cortos, convierte en insensato esperar que se aclare la denuncia que recibió la fiscal Miriam López, del hallazgo en un incendio en las serranías de El Rodeo de unos expedientes semiquemados, o sea que podrían dar pistas certeras de los expedientes de que se tratan, que tendrían vinculación con la causa judicial en la que se investiga la gestión del muy sospechado ex subsecretario de Desarrollo Social castillista, Víctor Brandán.

Según se supo, el hallazgo de los expedientes en el incendio forestal que tuvo en vilo a muchos ctamarqueños el fin de semana fue notificado de inmediato a la fiscal Miriam López, quien a su vez trasladó el trámite a la fiscal de la causa Alicia Cabanillas, abriendo un camino de insospechadas derivaciones, o mas bien de "silencio", como muchos prefieren creer.

Comentá la nota