POR FALSEAR DATOS Ex escribano de Gobierno a un paso del juicio oral y público

La Cámara Federal de Apelaciones de Bahía Blanca confirmó el procesamiento dictado por el juez federal de Santa Rosa, Pedro Vicente Zabala, por el delito de falsedad ideológica del ex escribano general de Gobierno, Martín Wallace, y lo puso a un paso del juicio oral y público.
De acuerdo a lo que trascendió, Wallace está acusado de haber insertado presuntamente datos falsos en 43 poderes otorgados a una AFJP.

La falsedad ideológica prevé una pena de prisión de uno a seis años para “el que insertare o hiciere insertar, en un instrumento público, declaraciones falsas, concernientes a un hecho que el documento deba probar, de modo que pueda resultar perjuicio”.

En este caso puntual, Wallace agravó su situación procesal al considerarse que las 43 falsedades en los documentos deben tomarse como hechos independientes y no como un delito continuado. Paradójicamente, la causa penal se abrió en la Justicia Federal a raíz de una denuncia del propio Wallace. Sin embargo, la investigación terminó jugándole en contra.

Los hechos habrían ocurrido durante el año 2003, poco antes de que el 10 de diciembre de ese año asumiera como escribano general del gobierno de Carlos Verna.

A ese cargo Martín Wallace tuvo que renunciar el 22 de noviembre de 2006, cuando su jefe director era el entonces ministro de Gobierno, Justicia y Seguridad Juan Carlos Tierno, un día después de que supuestamente ingresara a la Escribanía de Minas, ubicada en el piso donde funciona la Dirección de Minería, y sin seguir los procedimientos habituales, cambiara una hoja de un expediente relacionado con la explotación de una cantera de tosca. A raíz de ello, la Escribanía de Minas informó de lo sucedido al director del área, Germán Holgado, quien se lo comunicó al entonces secretario general de la Gobernación, el actual diputado vernista Juan Ramón Garay, y a posteriori se realizó la presentación judicial

Wallace -quien durante la gestión de Tierno como ministro de Gobierno tuvo un curioso episodio contra este diario al negarle a la Dirección Periodística un acta labrada en sus propias instalaciones por “no ser parte”- habría sostenido ante la Justicia que actuó de buena fe y que fue engañado. Sin embargo las personas involucradas dijeron que nunca lo vieron ni estuvieron con él.

Comentá la nota