Fallos contrapuestos de la Corte y en el TSJ

El martes, el Tribunal Superior de Justicia de Córdoba convalidó el pago en bonos a los jubilados provinciales de mayor haber, siempre que la Caja abone en efectivo del 82 por ciento del salario líquido de los activos.
El mismo día, la Corte Suprema de Justicia de la Nación ratificó su postura contraria a cualquier recorte previsional, en clara contraposición al criterio del máximo tribunal local.

El fallo de la Corte es contrario a la Caja de Jubilaciones y corresponde a la causa iniciada en 1995 por Blanca Estela Hernández, una jubilada del Poder Judicial afectada por los recortes practicados durante la gobernación de Ramón Mestre, tanto por el tope salarial impuesto como por el impacto del decreto 1.777, que establecía que el cálculo del haber debía realizarse sobre el 82 por ciento del salario neto y no sobre el bruto de los activos. Esa manera de realizar el cálculo del haber ayer fue ratificada por el máximo tribunal cordobés.

La Corte no solo adoptó el criterio contrario al que entonces había adoptado la Justicia cordobesa, sino que señaló que "más irrazonable todavía (que los recortes aplicados por Mestre) es la decisión del Superior Tribunal que convalidó las quitas acumuladas por aplicación de los sucesivos topes y el cambio del procedimiento del cálculo, con un claro resultado confiscatorio".

Comentá la nota