Un fallo ordenó reincorporar despedidos y pagarles sueldos

La Sala II de la Cámara Nacional del Trabajo ordenó reincorporar a varios trabajadores despedidos de FATE y pagarles los salarios caídos desde que fueron cesanteados. El argumento que esgrimieron los jueces en su fallo fue que esos trabajadores fueron despedidos por sus actividades gremiales lo que constituye "un acto de discriminación".
Los despidos -en total unos 80- se produjeron a fines de 2008 en el marco de un conflicto salarial y sobre las condiciones de trabajo. Luego de arduas negociaciones entre los despedidos y la empresa, la mayoría aceptó la indemnización ofrecida por la empresa, pero 11 trabajadores la rechazaron y pidieron ser reincorporados.

Al insistir la empresa en las cesantías, esos trabajadores fueron a la Justicia alegando que el despido tenía una causa gremial, ya que habían participado e intervenido en asambleas, habían mantenido reuniones con sus compañeros de trabajo sobre demandas gremiales y en muchos casos eran "de hecho" delegados del personal.

Según el expediente, eso fue certificado por el Sindicato de Trabajadores del Neumático (SUTNA) y por testigos.

La Justicia les dio la razón a los trabajadores. Por ejemplo, en la causa "Jorge Bruno Domínguez contra FATE", se admite que ese trabajador fue intimado a que se abstuviera de participar en "paros ilegales" y que al no cumplir la advertencia fue despedido.

En la sentencia, el camarista Angel Mazza sostiene que el despido contraría la libertad sindical y que "no es lo mismo despedir sin causa que discriminar a través del despido". Y que "la única manera de cumplir con la norma contra la discriminación es hacer desaparecer el acto patronal que impide el ejercicio del trabajadores de los derechos derivados de la libertad sindical, es decir, el despido".

También el camarista Miguel Angel Pirolo señaló que, aunque Domínguez no era delegado, realizaba una amplia actividad de índole gremial, era referente de cierta parte del personal y "está probado" que el despido constituyó un acto injustificado de discriminación en razón de las funciones gremiales que cumplía".

Según informó el Sindicato (SUTNA) ya hay cinco fallos ordenando la reincorporación física de los despedidos. La empresa hizo saber que apeló los fallos ante la Corte Suprema.

Comentá la nota