Un fallo ordena a la CGT indemnizar a ex empleada

El doctor Miguel Ángel Fabrizio, titular del juzgado Laboral Nro 1, condenó a la Confederación General del Trabajo (CGT) a indemnizar por $ 50 mil a la ex empleada Rebeca Leguizamón. El abogado Carlos Scaltriti asumió la defensa de la mujer que daba clases particulares en la sede de la CGT que preside Pedro Armando Carrizo. Leguizamón fue despedida en el año 2005 y sin justa causa", según argumentó su defensor legal.
En declaraciones radiales, Scaltriti comentó que, a principios de este mes, el juez hizo lugar a la demanda y falló a favor de indemnizar a Rebeca Leguizamón por un monto que ascendía a $ 22 mil, actualizable a tasa activa conforme a las tasas del Banco de la Nación Argentina desde que fue despedida hasta la fecha, lo que determinó que la reparación económica alcance una suma de $ 50 mil. Leguizamón era empleada de la Confederación y en nombre de esta institución brindaba cursos de apoyo a alumnos de distintos niveles.

Apelación

La GGT ya apeló la sentencia al argumentar que Leguizamón trabajaba por cuenta propia, era independiente y ellos sólo prestaban las instalaciones.

Así, una vez que terminen de completarse algunos trámites formales, la causa será elevada para que resuelva alguna de las Cámaras civiles.

"Es llamativo que un organismo que debe velar por los derechos de los trabajadores resulte condenado por beneficios laborales de un empleado que fue despedido sin justa causa, opinó Scaltriti al remarcar lo insólito de la situación.

Comentá la nota