Fallo a favor de Radio Noticias contra emisoras que interfieren su señal

En un fallo sin precedentes, el Juzgado Federal de Santa Rosa ordenó a la Comisión Nacional de Comunicaciones que haga cesar las interferencias que viene sufriendo Radio Noticias, procediendo al decomiso de los equipos de dos emisoras cuya ilegalidad había sido declarada por el Comfer.
La resolución del juez fue adoptada en el marco de una demanda de amparo planteada por LA ARENA S.A., empresa propietaria de la emisora, a través de su apoderado Alberto José Acosta, basada en las continuas interferencias de diverso origen que venía sufriendo la señal de Radio Noticias, y que habían motivado quejas de sus oyentes.

Cabe recordar que la FM propiedad de LA ARENA obtuvo su licencia tras un concurso público convocado por el Comfer en 1999, estando sujeta a toda la carga impositiva que demandan tanto la licencia, como los distintos organismos recaudadores en materia impositiva, laboral, previsional y artística. De ahí que resultara exigible al Estado Nacional, en cumplimiento de sus atribuciones legales, el garantizar el orden en el espectro radioeléctrico, y el pleno uso y goce de la frecuencia concedida.

La sentencia destaca que la demandante "no se opone a que la mayor cantidad posible de personas accedan a expresarse mediante la radiodifusión, siempre que sea de manera legal", indicando que, según se comprobó en el juicio, en Santa Rosa hay 10 frecuencias otorgadas, pero sin embargo según relevamientos independientes, funcionarían unas 45 radios en la banda de frecuencia modulada.

"Falta de legitimación".

Curiosamente, tanto la CNC como el Comfer, que fueron demandados en este caso, plantearon su falta de legitimación para este juicio, pese a las clarísimas facultades legales que tienen para resolver administrativamente este tipo de conflictos, las cuales fueron debidamente señaladas en la sentencia.

Si bien en la demanda se requería genéricamente que se ordenara al Estado la regularización del espectro para evitar las interferencias que venía sufriendo Radio Noticias 99,5 (LRG 404), el juez Pedro Vicente Zabala entendió procedente darle un contenido más concreto aún a su sentencia, ordenando el decomiso de los equipos de dos radios cuya ilegalidad ya fue declarada hace varios años (1998 y 2005) por el Comfer, según éste mismo informara en el expediente.

La existencia de las interferencias denunciadas se probó acabadamente en el expediente mediante una actuación notarial.

La sentencia destaca también que mediante resolución 1366/06, el Comfer había dispuesto la suspensión de los decomisos a emisoras ilegales, pero que el plazo de aquella norma se encuentra vencido, y por otra parte no resultaba aplicable "en los supuestos en que se verificare que las estaciones encuadradas en las prescripciones de los artículos 28 de la ley 22.285 generen interferencias a servicios licenciatarios autorizados".

"La omisión de la Comisión Nacional de Comunicaciones (en disponer el decomiso) causa a la actora un perjuicio evidente, más allá de no haber probado la misma una pérdida efectiva en materia económica, pues de hecho "Radio Noticias" compite en el mercado en desigualdad de condiciones, abonando impuestos y cumpliendo con las pautas de la ley de radiodifusión", agrega.

Organizar el espectro.

Cabe señalar que el fundamento mismo de la existencia de una ley de radiodifusión, y de la creación de organismos como el Comfer y la CNC, está basado en la necesidad de organizar el espectro radioeléctrico para evitar la colisión entre las distintas señales. Si estas dificultades técnicas no existieran, la radiodifusión caería bajo el mismo ámbito de amplia libertad que rige el resto de los medios de comunicación, que no requieren de licencia alguna para iniciar sus actividades.

Durante el año en curso, una vez más tras varios intentos desde el restablecimiento democrático de 1983, se debate la sanción de una nueva ley de radiodifusión. Pero no es éste el único terreno en el cual el Estado nacional está en falta, ya que los organismos administrativos del área, pese a estar facultados legalmente, no cumplen adecuadamente con su obligación de promover y organizar la radiodifusión.

El fallo del Juzgado Federal envía una clara señal, tanto a esos organismos morosos, como a los operadores de radios FM, tanto legales como clandestinas, que por los motivos que sea, producen interferencias a otras radios, perjudicando no sólo a éstas, sino también a los oyentes que tienen derecho a informarse libremente.

Comentá la nota