Fallo a favor de un afiliado con aportes voluntarios a una AFJP

Una jueza dispuso que un fondo vaya a una cuenta bancaria mientras se estudia la causa
Una jueza de primera instancia hizo lugar a una medida cautelar y ordenó que los ahorros de un ex afiliado al sistema jubilatorio de capitalización, originados en aportes voluntarios, salgan de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) y se depositen en un plazo fijo bancario a nombre del juzgado. Allí se mantendrán los fondos, según lo dispuesto, hasta tanto la Justicia se expida sobre qué debe ocurrir con los fondos que habían aportado algunos trabajadores por fuera de los aportes obligatorios.

El aportante alcanzado por la medida, Juan Pfirter, tenía al 6 de octubre de 2008 $ 47.734,43 en el saldo de sus aportes voluntarios, confiados a la admistradora de fondos de jubilaciones y pensiones (AFJP) Met.

La ley 26.425, que dispuso la eliminación del régimen jubilatorio de capitalización, previó en uno de sus artículos que los fondos derivados de aportes voluntarios seguirán a nombre de quienes los hicieron, quienes podrían enviarlos a la Anses o a una AFJP (la norma no las elimina expresamente) para mejorar su haber jubilatorio futuro, aunque no dice de qué manera. Sin embargo, el director ejecutivo de la Anses, Amado Boudou, dijo en reiteradas oportunidades que ese dinero les será devuelto directamente a los afiliados que así lo deseen.

Como hasta ahora no hay reglamentación sobre el tema, la jueza María Emilia Postolovka, del Juzgado Federal de Primera Instancia de la Seguridad Social N° 10, entendió que debían resguardarse los ahorros del demandante. El escrito judicial declara la existencia del derecho de acceder a los fondos y sostiene que "se debe apreciar la probabilidad de que ese derecho existente pueda resitringirse y hasta agotarse", en caso de haber demoras.

La decisión es contraria a otras que se dieron ya en los juzgados de la seguridad social. En varias causas se entendió que coincidían el objeto de la medida cautelar y el del amparo (que supone el estudio a fondo del caso para dar una respuesta definitiva), con lo cual no estaba justificada la urgencia que, en cambio, sí llevó a Postolovka a disponer que los fondos sean retirados de la Anses.

Sin reglamentación

Según dijo a LA NACION el abogado Carlos Facal, del estudio Facal, Marín & Asociados, patrocinante del amparo, la medida podría ser apelada por la Anses, pero sólo con efecto devolutivo, sin que se suspenda la orden de poner los fondos en un plazo fijo. El abogado destacó la diferenciación que hizo la jueza entre la naturaleza de las imposiciones hechas con carácter voluntario y las obligatorias.

La ley de reforma previsional está vigente desde el 9 de diciembre de 2008. Luego de su aprobación, todos los saldos de quienes estaban afiliados a las AFJP pasaron a una cuenta única que administra la Anses, incluyendo los ahorros que se derivaban de aportes obligatorios como los que provenían de imposiciones voluntarias y convenidas (hechas por empresas para sus empleados).

Desde entonces, está pendiente la reglamentación del tema. Según trascendió, podría disponerse que -para quienes quieran la devolución- se considere el valor de cotización que tenía el fondo al 30 de noviembre último, y se descuente un monto por el impuesto a las ganancias.

Según el abogado Adrián Tróccoli, del estudio Sobral Tróccoli, es importante observar cuánto se ofrecerá en la devolución. Consideró que los afiliados pueden reclamar que no se tome la mencionada fecha como referencia. En ese momento, el valor de los fondos de las AFJP estaba muy deprimido por la mala performance de los mercados financieros.

Comentá la nota