Fallido intento de desalojo de los artesanos en el centro capitalino

La puja entre los artesanos y la comuna capitalina parece no tener fin. Durante la madrugada de ayer, los agentes municipales intentaron desalojar cuatro puestos de venta del Paseo Garibaldi y San Martín.

Si bien la Justicia ya tomó cartas en el asunto, la puja entre los artesanos y la comuna capitalina parece no tener fin, ya que durante la madrugada del lunes, los agentes municipales procedieron al desalojo de cuatro puestos de venta del Paseo Garibaldi y San Martín y se produjo un altercado entre las partes.

La semana pasada, los agentes municipales, junto con una escribana, hicieron el intento de sacar a estas personas de los espacios públicos en cuestión, sin obtener resultados positivos. Pero esta vez la situación llegó a mayores ya que hubo forcejeos y denuncias por maltratos.

“Nos despojaron y la gente de la municipalidad fue muy violenta: venían con un orden expresa del intendente, que tenían que limpiarnos. Vinieron alrededor de las 3; se llevaron cuatro carpas, fue muy violento el momento y la cantidad de personas que participaron en el operativo, que no se identificaron en ningún momento hasta que llegó nuestra abogada, la doctora Escayola. Recién allí, supimos quiénes eran los que comandaron este operativo tan irregular: un despojo absoluto y un desalojo con una forma de hacer las cosas fuera de lo común”, se quejó uno de los afectados.

Minutos antes del operativo, se encontraban en el Kilómetro Cero unas doce carpas, pero los efectivos desalojaron a cuatro de ellas.

Según explicaron los artesanos, los municipales formaron una barrera humana alrededor de esas cuatro carpas, y no permitían que los vendedores pudieran defender sus cosas.

Cuando los operarios ingresaron a los stands verificaron que no había mercadería en su interior. Ante esto, los artesanos destacaron que no colocaban mercadería en las carpas de lunes a miércoles de las últimas semanas, como medida de protesta pacífica, por lo que la venta sólo se realizaba de jueves a domingos.

“La protesta se refería nada más a estar pendiente todo el día con las carpas cerradas y por esa razón anoche nos habíamos llevado la mercadería y no nos pudieron decomisar nada, explicó un artesano.

A pesar del último inconveniente, una vez más, el intendente Víctor Fayad no logró su cometido ya que estos comerciantes aseguraron que permanecerán en sus carpas hasta tanto lo defina la Justicia.

Comentá la nota