La fallida apuesta de Cristina al "humor" y el deporte para enamorar a la sociedad

La Presidenta se somete a las "ingeniosas" ideas de su equipo de comunicación en un intento por caer más simpática y dar vuelta una imagen negativa que, según las encuestas rondan el 70%. Como pasó de ser "el mejor cuadro político de los últimos 50 años" a Penélope Glamour.
No es un secreto que el kirchnerismo enfrenta problemas profundos a la hora de articular una política de comunicación, acaso una de las más desacertadas desde el regreso de la democracia. Con esa misma brocha gorda que años atrás bloqueaba todo contacto con los medios para evitar "tropiezos", ahora someten a la Presidenta a una serie de frases y actitudes que claramente no encajan con el perfil que construyó durante toda su carrera política.

Se sabe que lo único que no puede pasar con una estrategia de cambio de imagen es que quede explicitada. Y eso es precisamente lo que está ocurriendo con la Presidenta, que pasó sin escalas de los discursos sesudos a una liviandad propia de los programas televisivos del mediodía.

data imagen

Cristina Kirchner se calza un casco florido antes de subirse en la explanada de la Casa Rosada antes de subirse al cuatriciclo de los hermanos Petronelli.

Ampliar imagen

Así, ahora es habitual ver a Cristina brindando conferencias de prensa -en las que insólitamente se pone de mal humor cuando le hacen preguntan-; aconsejar comer cerdo en vez de tomar viagra para mejorar el sexo; llamar por sus nombres de pila a los periodistas, usar palabras del lunfardo como "minga" y "pifiar" y sacarse fotos con ídolos del deporte como José María "Pechito" López o los hermanos Patronelli.

Esta fue la última y fallida acción de "ablandamiento" de la Presidenta, quien posó sobre un cuatriciclo usando un casco rosa con flores blancas, autoproclamándose como "Penélope Glamour", la frívola diva del dibujito animado los "Autos Locos". Costo por otro lado infructuoso, ya que la foto no superó las páginas interiores de los matutinos.

Como sea, un cambio más que notable para quien hasta hace no mucho era mencionada por Aníbal Fernández como "uno de los mejores cuadros políticos de los últimos 50 años".

La opinión de los especialistas

Para el analista político de Ipsos, Manuel Mora y Araujo, ni siquiera se trata de un plan ideado. "No creo que haya una estrategia, sino que hay acciones, y son inocuas", sintetizó a La Política Online. Mientras que para Silvia Mercado, de la consultora de comunicación MCA, "es la estrategia rara en el momento equivocado".

"El problema de Cristina Kirchner es que es muy confrontativa y eso no se resuelve haciendo chistes o sacándose fotos más amigables. Es irrelevante, no cambia nada", señaló Mora y Araujo y calculó que "como mucho impactará en un 3% del electorado, pero no es una estrategia que dé un giro de 180º".

Mercado se sumó a la crítica y apuntó que la Presidenta "no tiene que hacer como que dialoga, tiene que ir y dialogar".

"La crisis de su imagen está en un punto que ya no puede usar atajos. El problema de comunicación es político. No se hace cargo de lo que pasa y le echa la culpa a los demás, la oposición o los medios", agregó Mercado y razonó que esta nueva forma de comunicación le puede volver como un búmerang.

"No es una estrategia para cuando tenés tanta opinión pública en contra, es para cuando no te conoce la sociedad o cuando querés afianzarte en el electorado. Cuando la gente está enojada no se hace porque se enoja más", explicó la consultora y periodista.

Además, Mercado explicó como funcionan en otros contextos este tipo d eestartegias de "ablandamiento" de los polítcos. Puso como ejemplo al matrimonio Obama, quien sin embargo, limita este tipo de apariciones a "temas blandos".

"Cuando estaban impulsando políticas a favor del medio ambiente, aparecieron fotos de los dos plantando arbolitos en la Casa Blanca. O ahora, ella que hace gimnasia, lanzó una campaña a favor de la actividad física en los niños y adolescentes", puntializó la especialista.

"Pensar una estrategia de comunicación para Cristina Kirchner hoy es muy difícil –confesó Mercado- Tendría que reconocer muchas cosas y gestionar para el lado de lo que se votó el 28 de junio".

Para Mora y Araujo, "lo que necesita el Gobierno es un cambio de estilo de fondo, como el que hizo José `Pepe´ Mujica en Uruguay, donde decidió demostrarle al electorado que él representaba a todo Uruguay". "Pero para eso se necesita una estrategia y no medidas superfluas", explicó.

Comentá la nota